Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Insulza dice que juzgar a adictos en cortes especiales reduciría el consumo

Washington, 12 jul (EFE).- El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, instó hoy a los países del continente a implementar tribunales específicos para juzgar a responsables de posesión de drogas, un modelo que, aseguró, puede reducir la “recaída en el consumo” por parte del drogadicto.


Publicidad

El titular de la Organización de Estados Americanos (OEA) abogó por generalizar los tribunales de tratamiento de drogas, que existen en EE.UU. y comienzan a implantarse en México y Chile, y promueven la sustitución de las penas de cárcel por un tratamiento controlado para el adicto.

Además de ayudar a reducir el crimen, esos tribunales “ayudan a aliviar al sistema penitenciario, permitiendo también una disminución en la recaída en el consumo y, por último, suponen un ahorro para el Estado en el mediano y largo plazo”, aseguró Insulza en la inauguración de un taller de la OEA sobre los tribunales.

Recordó que la drogadicción “genera cargas sociales en cuanto a la pérdida de productividad, impacto en familias, mayores costos de atención médica, fuerzas de seguridad y justicia penal”.

La OEA debate actualmente nuevas estrategias ante el problema de las drogas a raíz de un informe elaborado por el organismo y publicado en mayo pasado, que aboga por despenalizar el consumo de narcóticos para dejar de tratar al adicto como un criminal.

El informe recomienda avanzar hasta ese modelo mediante métodos transicionales, como los tribunales de drogas, la reducción de penas y la rehabilitación.

“Es necesario entonces que este enunciado y sus recomendaciones se traduzcan en la búsqueda de soluciones integrales que contemplen al infractor dependiente de drogas desde una perspectiva multidimensional”, señaló Insulza.

El secretario de Estado de EE.UU. para Antinarcóticos y Seguridad, William Brownfield, defendió también el modelo de los tribunales de drogas durante el taller.

“En este momento hay consenso (en el debate acerca de las drogas) sobre un punto fundamental, y ese es que la detención y encarcelación no son la solución”, dijo Brownfield.

Consideró, por tanto, que los tribunales especializados en el asunto pueden ser el “punto de entrada” para empezar a abordar el problema “de salud pública” que representan las drogas, y aseguró que EE.UU. quiere que el modelo se extienda a todo el continente.

“Los tribunales de tratamiento de drogas son una solución, son ustedes los pioneros y los líderes en buscar estas soluciones en sus propios países, comunidades y sociedades”, señaló el funcionario a los participantes en el taller, que durará hasta el próximo martes.

El curso reúne a jueces, fiscales, abogados, oficiales de libertad condicional y otros profesionales de varios países que están en proceso de implementar estos tipos de tribunales: Argentina, Perú, Costa Rica, República Dominicana, Panamá, México y Colombia. EFE