Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jefe militar advierte sobre los costos de una intervención de EE.UU en Siria

Washington, 23 jul (EFE).- Una intervención militar de Estados Unidos en Siria costaría unos 1.000 millones de dólares mensuales y pondría en riesgo otras áreas de la seguridad nacional, advirtió el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Martin Dempsey, en una carta divulgada hoy.


Publicidad

Dempsey, quien visita Afganistán, envió al Comité de Fuerzas Armadas del Senado un cálculo de los costos que conllevaría el envío de una fuerza militar estadounidense al conflicto armado en Siria.

En su mensaje, Dempsey analizó cinco opciones diferentes para una intervención de EE.UU., desde la instrucción castrense a los rebeldes al asesoramiento y ayuda, el recurso a ataques limitados, la imposición de zonas de veda de vuelo, el establecimiento de zonas de separación de bandos, y el control de las armas químicas.

Cada una de ellas, según Dempsey, tendría el costo de unos 1.000 millones de dólares.

Todas estas opciones harían avanzar el objetivo militar de “ayudar a la oposición poniendo más presión sobre el régimen”, escribió Dempsey en su carta fechada el viernes pasado.

“Pero eso no es suficiente para simplemente alterar el balance de poder militar sin una consideración cuidadosa de qué es necesario a fin de preservar un Estado que funcione”, advirtió.

Las acciones estadounidenses en Siria, señaló el oficial militar de más alto rango en EE.UU., podrían conducir a “consecuencias no deseadas”.

Dempsey explicó a los senadores que si se colapsaran las instituciones del régimen del presidente Bachar al Asad “en ausencia de una oposición viable, podríamos, de manera inadvertida, dar poder a los extremistas o soltar las mismas armas químicas que queremos controlar”.

Esto, a su vez, “constituiría nada menos que un acto de guerra” en tiempos de austeridad fiscal en Estados Unidos.

El senador republicano John McCain y algunos de sus correligionarios han criticado de manera creciente la política del presidente de EE.UU., Barack Obama, ante la situación siria, insistiendo en el envío de armas a los rebeldes y el establecimiento de zonas de espacio aéreo vedadas para las aeronaves del Gobierno sirio.

Dempsey advirtió de que un incremento de la intervención estadounidense en Siria “probablemente significará poner en riesgo nuestra seguridad en otras partes”. EFE