Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Matan a tiros a una jueza en Honduras

Honduras (AP) — Dos desconocidos en una motocicleta mataron a tiros el miércoles a una jueza en la norteña ciudad de El Progreso, informaron las autoridades hondureñas.


Publicidad

La abogada Mireya Mendoza Peña, de 43 años, conducía una camioneta por una calle céntrica de la colonia La Sirena cuando los atacantes la interceptaron. Su vehículo quedó sobre una acera de la vía pública.

“La profesional fue acribillada por dos delincuentes”, dijo la policía en un comunicado. Tras el crimen, los asesinos huyeron rápidamente del lugar.

Las autoridades, que hallaron más de 20 casquillos de arma de fuego de grueso calibre, informaron que revisan las cámaras de vigilancia del sector para identificar a los asesinos.

Mendoza Peña integraba el Tribunal de Sentencia de El Progreso, unos 200 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

La Asociación de Jueces de Honduras, con más de 600 miembros, condenó en un comunicado “el asesinato cruel, cobarde, abominable y criminal de nuestra colega”. Mendoza Peña era dirigente de esa entidad.

“Exigimos una pronta investigación de este hecho criminal, el que esperamos no sea un mensaje para intimidar la lucha de los jueces por la justicia hondureña… y manifestamos nuestra preocupación ante la incapacidad del Estado para enfrentar la violencia, la inseguridad e impunidad reinante”, añadió el comunicado.

En los últimos tres años al menos 64 abogados han sido asesinados en el país en circunstancias similares, según estadísticas oficiales, y en lo que va de este año ya han muerto 11 profesionales del derecho.

“Este hecho violento sólo refleja la situación general de inseguridad que se vive en el país, de la cual no están a salvo ni las mismas autoridades”, expresó en rueda de prensa el Comisionado Nacional de Derechos Humanos, Ramón Custodio.

Las Naciones Unidas consideran a Honduras como la nación sin conflicto bélico más violenta del mundo, con una tasa de 85,5 homicidios por cada 100.000 habitantes.