Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama pide concentrarse en recuperación económica y dejar atrás escándalos

Barack Obama. Foto de Archivo: La República.

Washington, 24 jul (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, pidió hoy a la clase política que se concentre en la recuperación económica, de la que dijo que seguirá siendo su mayor prioridad junto a la mejora de las condiciones de vida de la clase media, y en dejar atrás “falsos escándalos” y “distracciones”.


Publicidad

En un esperado discurso en la Universidad Knox, en Galesburg (Illinois), Obama reivindicó la importancia de esforzarse por consolidar la recuperación económica, ya que, aunque el país está construyendo “nuevos cimientos para un crecimiento más fuerte y duradero”, todavía queda trabajo por hacer.

“Puede parecer difícil hoy en día, pero si estamos dispuestos a tomar algunas medidas audaces, si Washington deja de lado el tipo de partidismo que hemos visto en estos últimos años, nuestra economía será más fuerte dentro de un año”, pronosticó el mandatario.

También indicó que no permitirá que “el estancamiento, la inacción o la indiferencia deliberada” se interpongan en su camino, al criticar en particular a la “facción” de los republicanos que se opone a todas y cada una de sus propuestas.

Obama dio su discurso, de una hora y que fue un repaso de su filosofía económica sin propuestas concretas, en el mismo lugar en el que pronunció su primera intervención de importancia sobre economía en 2005, cuando aún era senador.

En él cuestionó, sin mencionarlos directamente, que “escándalos falsos” como el de la revelación de los programas de espionaje de su Gobierno o el del excesivo escrutinio por parte del Servicio de Impuestos (IRS, en inglés) a grupos conservadores hayan desviado la atención pública de la mayor preocupación ciudadana, que sigue siendo la economía.

Por ello, prometió dedicar “cada minuto de los 1.276 días” que le quedan en la Casa Blanca a hacer que el país “funcione de nuevo” para todos los estadounidenses y a mantener viva la idea del “sueño americano”.

“Lo que nos hace especiales nunca ha sido nuestra capacidad de generar riquezas increíbles para unos pocos, sino la de dar a todos la oportunidad de perseguir su verdadera medida de la felicidad (…) Es por eso que no lo llamamos el sueño de John, el de Susie o el de Barack, sino el sueño americano”, destacó.

Obama repasó algunos de los logros de su mandato, como el rescate del sector del automóvil, la reducción de la dependencia del petróleo extranjero y las reformas sanitaria y del sistema financiero.

Asimismo, recordó que en los últimos 40 meses las empresas estadounidenses han creado 7,2 millones de nuevos puestos de trabajo y que este año el crecimiento del empleo en el sector privado está siendo el más fuerte desde 1999.

No obstante, alertó de la “creciente desigualdad”, que es “moralmente mala y mala para la economía”, cuando se cumplen cinco años del inicio de la peor crisis desde la Gran Depresión.

Como ejemplo, Obama dijo que los ingresos del 1 % de la población más rica del país se cuadruplicaron entre 1979 y 2007, mientras que los de una familia de clase media apenas se han movido.

“Si creemos que el Gobierno puede dar a la clase media una oportunidad justa en este nuevo siglo, tenemos la obligación de demostrarlo”, urgió.

El mandatario adelantó que durante las próximas semanas viajará por el país para exponer sus ideas sobre “cómo construir los pilares de lo que significa ser clase media en Estados Unidos”.

En esos próximos discursos Obama prevé exponer ideas viejas y otras “nuevas” sobre sus prioridades económicas, que hoy delineó y que son crear empleo, proporcionar una jubilación segura, la lucha contra la pobreza, la mejora del acceso a la educación, fortalecer el mercado de la vivienda y aplicar la reforma sanitaria aprobada en 2010.

El presidente también instó hoy a los republicanos que se oponen a sus políticas a que presenten sus propias ideas “para dar a la clase media una mejor oportunidad”.

Sin embargo, dejó claro que no aceptará “ofertas” que no lleven a “fortalecer las perspectivas de las familias trabajadoras”.

“Hemos pasado a través de lo peor de los vientos del ayer. Y si encontramos el valor para seguir adelante, si fijamos nuestra mirada en el horizonte, encontraremos un océano de mañanas, un cielo de mañanas”, concluyó Obama.

El mandatario dará en la tarde del miércoles un discurso similar en una universidad de Misuri, en la localidad de Warrensburg, y este jueves pronunciará un tercero en Jacksonville (Florida), centrado en la necesidad de aumentar las inversiones en infraestructura. EFE