Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Martinelli respalda repatriación de tripulantes del barco norcoreano

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, opinó este viernes que el mercante norcoreano detenido en Panamá con material bélico no declarado propiedad de Cuba debe ser devuelto a sus dueños y sus 35 tripulantes repatriados a Corea del Norte.


Publicidad

Diplomáticamente se debe buscar algún tipo de acuerdo y repatriarlos (a los tripulantes) a Norcorea“, opinó Martinelli, quien recordó que los dos países no tienen relaciones diplomáticas ni comerciales directas.

Los 35 tripulantes del mercante “Chong Chon Gang” se encuentran detenidos en la antigua base aeronaval estadounidense de Sherman, a orillas del mar Caribe, tras haber sido procesados por la Fiscalía panameña acusados de atentar contra la seguridad colectiva.

En una entrevista con la televisión local, Martinelli dijo que cree que el barco mercante “hay que devolverlo a su dueño original y el azúcar” cruda procedente de Cuba, bajo la cual iba oculto el material bélico, “también”.

Esa “es mi opinión”, que en realidad “es irrelevante porque sinceramente no conozco la ley”, añadió el gobernante durante una entrevista con la televisión local.

El mercante de bandera norcoreana “Chong Chon Gang” fue detenido el pasado día 10 por las autoridades panameñas por sospechas de que llevada drogas, pero en el registro lo que se hallaron fueron contenedores con equipo bélico oculto bajo toneladas de azúcar cruda procedente de Cuba.

El Gobierno cubano ha reconocido que los equipos militares le pertenecen y ha dicho que están “obsoletos”, motivo por el cual los enviaba a Corea del Norte para ser reparados y que luego iban a ser devueltos a la isla caribeña.

Se trata de “dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de ese tipo” de aeronave, todos de fabricación rusa y que datan de los años 50, según el Gobierno de Raúl Castro.

Panamá espera la llegada, el próximo 5 de agosto, de una misión de las Naciones Unidas para que inspeccione el cargamento y determine si se está ante la violación de alguna de las resoluciones de su Consejo de Seguridad, que prohíbe a Corea del Norte importar o exportar cualquier tipo de armamento.

El jefe del Servicio Nacional Aeronaval (Senan), el comandante Belsio González, dijo este viernes a Efe que se han avistado más contenedores en las al menos cuatro bodegas del navío, donde ya se habían descubierto al menos cinco.

“La cantidad de azúcar en ese barco es inmensa, el trabajo (para desembarcar la carga) que pensábamos nos iba a tomar diez días, en realidad calculamos que va a ser más arriba de los 20 días”, aseveró el jefe del Senan.

Los miles de sacos de azúcar son sacados a hombros por varios centenares de personas, ya que, recordó Martinelli, los tripulantes “dañaron los motores y las grúas” del barco.

“Fue un verdadero lío y una odisea traer ese barco escoltado por remolcadores (hasta el puerto). Dañaron los motores, las grúas (…) el capitán primero le da un faracho (ataque) y luego intenta suicidarse, la tripulación se amotina”, relató el gobernante.

Corea del Norte ha exigido la liberación “sin demora” del buque y sus 35 tripulantes, ha defendido la legalidad del envío aludiendo a un “contrato legítimo” con Cuba y ha acusado a Panamá de “asaltar” el barco “bajo el pretexto de buscar drogas” que finalmente no se encontraron. EFE