Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Al Assad arenga al Ejército y desafía a los rebeldes

Damasco, 1 ago (EFE).- El presidente sirio, Bachar al Asad, visitó hoy en un inusual gesto a los soldados en la localidad de Daraya, en la periferia de Damasco, informó la televisión oficial.


Publicidad

La cadena mostró fotografías de Al Asad, con traje y sin corbata, saludando a los militares y dándoles la mano en una zona donde se veían varios edificios devastados al fondo.

El mandatario efectuó esta visita con motivo del 68 aniversario de la creación de las Fuerzas Armadas sirias.

La última vez que Al Asad se había acercado públicamente a ver a las tropas sobre el terreno fue en marzo del año pasado, cuando estuvo en el barrio de Baba Amr, en la ciudad central de Homs, después de que el régimen recuperara el control de este distrito tras su caída en manos de los rebeldes.

Daraya, a unos 10 kilómetros al suroeste de la capital, fue uno de los bastiones de los opositores hasta que las fuerzas gubernamentales se hicieron con su control en las últimas semanas, tras un fuerte ataque, que activistas calificaron de indiscriminado.

El jefe de Estado se mostró hoy confiado en la victoria de las fuerzas armadas en el conflicto en el país, en un discurso para conmemorar el aniversario de la creación del Ejército.

“Hermanos de las Fuerzas Armadas, si no estuviéramos convencidos de la victoria no habríamos tenido esta resistencia y esta capacidad de seguir adelante después de más de dos años de agresión”, afirmó al Asad.

Siria se encuentra sumida en una guerra civil que ha dejado más de 100.000 muertos desde su inicio, a mediados de marzo de 2011, según las últimas cifras de Naciones Unidas. EFE

Daraya, a unos 10 kilómetros al suroeste de la capital, fue uno de los bastiones de los opositores hasta que las fuerzas gubernamentales se hicieron con su control en las últimas semanas, tras un fuerte ataque, que activistas calificaron de indiscriminado.

Daraya, a unos 10 kilómetros al suroeste de la capital, fue uno de los bastiones de los opositores hasta que las fuerzas gubernamentales se hicieron con su control en las últimas semanas, tras un fuerte ataque, que activistas calificaron de indiscriminado.

* Fotos tomadas del Facebook de la Presidencia de Siria