Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lula insta a la izquierda a profundizar la democracia en América Latina

Sao Paulo, 2 ago (EFE).- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva instó hoy a la izquierda latinoamericana agrupada en el Foro de Sao Paulo a profundizar la democracia y la integración, frente a los esfuerzos de Estados Unidos por “separar” a la región.


Publicidad

“La historia se encargó de probar que la democracia ejercida a partir de la participación de las masas es la mejor fuente y la mejor vía para que la izquierda llegue al poder en cualquier país”, declaró Lula en la apertura de las sesiones del XIX Foro de Sao Paulo.

También convocó a redoblar los esfuerzos en favor de proyectos de integración “concretos”, que superen los ámbitos del libre comercio y se enfoquen en aspectos políticos, sociales, económicos, gremiales y científicos, entre muchos otros.

Ante unos 600 delegados de un centenar de partidos de izquierda latinoamericanos, Lula advirtió además de la “incomodidad” que “le provocan” a Estados Unidos los “Gobiernos progresistas” que irrumpen en la región.

También afirmó que Estados Unidos y otras grandes potencias “no aceptan” la “nueva integración” que, en su opinión, representan el Mercosur, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“Ahí está la Alianza del Pacífico (formada por Chile, Perú, Colombia y México), que además de intereses comerciales sobre los que nadie puede reclamar, esconde por detrás el interés geopolítico de debilitar la alianza de Suramérica y la Celac”, sostuvo Lula.

Lula también pidió a los participantes en el Foro de Sao Paulo que no cesen en esos esfuerzos integradores, de los que dijo que sienten ahora “la falta del compañero Hugo Chávez”.

Evocó la “gigante figura” del presidente venezolano fallecido el pasado 5 de marzo, declaró que “es muy triste que ya no esté aquí” y se dijo “preocupado” por el futuro de la integración, por la “enorme intensidad” que le daba el líder bolivariano.

“Espero que (el presidente de Venezuela Nicolás) Maduro cumpla exactamente el mismo papel que Chávez tenía para la integración de nuestra querida Suramérica”, manifestó.

Con relación a los mecanismos de integración, sostuvo además que “se debe entender que, por el hecho de ser la mayor economía de la región, Brasil tiene más responsabilidad que los otros en la consolidación del proceso en América Latina y si Brasil no asume eso, será entonces mucho más difícil”.

Lula se refirió a las críticas de muchos partidos de izquierda de América Latina al papel de los medios de comunicación en algunos de los países de la región y propuso valerse de internet para “crear medios propios” y contrarrestar a la prensa “de la derecha”.

Según Lula, los partidos de izquierda deben “modernizarse” y comprender que “con diarios ya no se llega a millones de personas y menos a los jóvenes”, que “están en sus casas con sus ordenadores”.

Durante la inauguración del Foro de Sao Paulo, fue proyectado un mensaje enviado por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, quien aseguró que fueron “los partidos progresistas los que formularon los proyectos y las alternativas que están cambiando” a América Latina.

Rousseff calificó al Foro de Sao Paulo de “extraordinario laboratorio político” y aseguró que “el Mercosur, la Unasur y la Celac” tienen el “sello de las ideas” que allí se desarrollaron.

Entre otros oradores, también intervino el vicepresidente de El Salvador y candidato presidencial para las próximas elecciones, Salvador Sánchez Cerén, quien alertó contra un “rearme de la derecha” en América Latina.

Según Sánchez Cerén, “las fuerzas de la derecha quieren el poder para ellas, para volver a un pasado que nuestros pueblos no desean” y las izquierdas de la región deben apostar en la “unidad” para poder continuar en el poder o alcanzarlo por primera vez

El Foro de Sao Paulo, inaugurado formalmente hoy con la presencia de unos 600 delegados, debatirá durante el fin de semana la realidad latinoamericana y mañana rendirá un homenaje especial a Chávez, cuyo pensamiento político centrará uno de los seminarios del evento.

La clausura está prevista para el próximo domingo, cuando se espera la presencia del presidente boliviano, Evo Morales. EFE