Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Español Carromero acusa a Cuba de asesinar a Oswaldo Payá

MADRID (AP) — El español Angel Carromero, condenado por el accidente de tráfico en el que murió Oswaldo Payá, acusó a Cuba de asesinar deliberadamente al disidente cubano y aseguró que la familia de Payá presentará una querella en la Audiencia Nacional de Madrid para esclarecer lo ocurrido.


Publicidad

En una entrevista publicada este lunes por el diario madrileño El Mundo, Carromero repasa las circunstancias del accidente del 22 de julio de 2012 en Bayamo, a 800 kilómetros al este de La Habana, en el que fallecieron Payá y el también disidente Harold Cepero y resultaron heridos el político sueco Aron Modig y el español, que pertenece a las juventudes del gobernante Partido Popular.

Carromero, de 27 años, sostiene que el vehículo que conducía fue embestido por otro automóvil de color azul que, dijo, pertenecía a los servicios secretos de la isla. Sin embargo, en una entrevista similar publicada en marzo por The Washington Post, afirmó que el automóvil que les golpeó era un “viejo Lada rojo”.

El español, que se declara inocente, relató que después del accidente le metieron en una furgoneta con puertas correderas “como las que usa la seguridad del Estado cubano”. afirmó que estaba medio inconsciente, porque le dieron un golpe en la cabeza con la culata de un arma. Los trasladaron a un hospital, en el que una enfermera le aseguró que los cuatro ocupantes del vehículo estaban vivos.

Los servicios secretos cubanos asesinaron a Oswaldo Payá“, dijo Carromero, según recoge El Mundo. “No era la primera vez que lo intentaban“.

En el hospital, Carromero llegó a mandar un mensaje de texto con el teléfono móvil de su compañero Modig, con el que había viajado a Cuba a apoyar a la disidencia. Los mensajes, según la imagen de los mismos que publica el periódico, se puede leer: “Socorro. Rodeados de militares“.

Todo el proceso posterior fue un montaje, según el dirigente juvenil. Le amenazaron con permanecer encerrado en Cuba si no defendía la tesis del accidente. Como anécdota, explicó que en el video de su confesión tuvo que utilizar la expresión “accidente de tránsito”, que no se estila en el castellano de España, donde lo habitual es hablar de “accidente de tráfico”.

Durante su encarcelamiento, afirmó que no sufrió torturas físicas, pero sí psicológicas. Solo podía salir de la celda una vez cada tres semanas y aseguró que lo sedaban habitualmente. Sobre el juicio en el que fue condenado a cuatro años de prisión, afirmó que todas las pruebas estaban fabricadas y que jamás podía exceder la velocidad porque la carretera en la que tuvo lugar el siniestro estaba “mal asfaltada, con agujeros y curvas”.

“Decir que fue un accidente e inculparme fue una coartada perfecta”, dijo. “Así ocultaron la muerte del único opositor que podía liderar la transición”, añadió en referencia al papel destacado de Payá como impulsor del Proyecto Varela para modificar la Constitución e introducir el pluripartidismo en la isla.

Según Carromero, la familia de Payá ha recabado pruebas y testimonios que formarán parte de una querella que se presentará en la Audiencia Nacional de Madrid, ya que el fallecido disidente también poseía nacionalidad española.

En la entrevista también agradeció las gestiones del gobierno español, que consiguió repatriarlo a España en diciembre de 2012 para cumplir el resto de la condena. Dos semanas después de su regreso, en enero del 2013, salió de prisión y actualmente no necesita entrar en la cárcel porque lleva una pulsera telemática que vigila todos sus movimientos.

Sin embargo, confesó que nunca ha hablado de lo sucedido ni con el presidente Mariano Rajoy ni el canciller José Manuel García-Margallo.

Video relacionado