Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Presidente paraguayo dice que países vecinos “han sido rosario de amargura”

Asunción, 6 ago (EFE).- El presidente saliente paraguayo, Federico Franco, dijo hoy que los vecinos del Mercosur “han sido un rosario de dolor y amargura” durante su gestión, que concluye el próximo 15 de agosto.


Publicidad

Franco, que llegó al poder tras la destitución a mediados de 2012 en un juicio parlamentario del presidente Fernando Lugo, denunció, en declaraciones a la radio Primero de Marzo, que los socios del Mercosur sometieron a su país a un “marginamiento injusto e ilegal”.

“La comunidad vecina, los países limítrofes, han sido un rosario de dolor y amargura”, dijo el presidente.

Tras la destitución de Lugo, Paraguay fue suspendido del Mercosur y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que no reconocieron al Gobierno de Franco.

El mandatario criticó que los países del Mercosur “permitieron el ingreso arbitrario” y “por la ventana” de Venezuela, mientras Paraguay permanecía suspendido del bloque, y añadió que “el verdadero golpe lo hicieron ellos”.

El presidente saliente agradeció “a los países que mantuvieron sus embajadas y a los que retornaron a sus embajadores” a Paraguay después de la crisis por la destitución de Lugo.

Franco reconoció que fue “doloroso la no invitación para los eventos del Mercosur y Unasur, los comentarios de los presidentes vecinos, o las veces que ministros fueron a participar de eventos internacionales y no se le permitió el acceso”.

El mandatario paraguayo destacó “el cambio fundamental que significó en la política internacional el hecho de no mirar más al Atlántico, si no mirar al Pacifico”, ya que bajo su mandato Paraguay fue incluido como miembro observador de la Alianza del Pacífico, bloque integrado por Chile, Colombia, México y Perú.

“Reconozco que tuvimos sombras, la Historia va a juzgar, me queda la satisfacción de haber reencauzado la democracia y haber devuelto la paz, el orden y la tranquilidad en el país”, añadió.

También dijo estar feliz con su gestión durante este año y dos meses, aunque reconoció que “no es lo que hubiera deseado” y que “la satisfacción no es completa”.

Franco entregará el mando al presidente electo en los comicios generales del pasado 21 de abril, Horacio Cartes, del partido Colorado, el próximo 15 de agosto. EFE