Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mueren en Yemen doce presuntos extremistas en ataques con drones

Yemen (AP) — Tres ataques de aviones teledirigidos estadounidenses en Yemen mataron a 12 presuntos miembros de al-Qaida el jueves, dijo un vocero militar, elevando a ocho el número de ataques de ese tipo en menos de dos semanas en momentos en que la nación árabe está en alerta contra terrorismo.


Publicidad

El repunte de ataques con drones es una señal de que el gobierno del presidente Barack Obama redobla sus esfuerzos para atacar la rama de al-Qaida en Yemen —al-Qaida en la Península Arábiga— en medio de temores de ataques tras la intercepción de un mensaje entre su líder y el líder a nivel mundial de la red terrorista.

Desde el 27 de julio, 34 presuntos extremistas islámicos han muerto en ataques de aviones teledirigidos estadounidenses en Yemen, de acuerdo con un conteo de The Associated Press de los reportes de muertes proporcionados por las autoridades del país.

El militar yemení dijo que el primer ataque del jueves ocurrió en la provincia de Marib y mató a seis presuntos milicianos, mientras que el segundo mató a tres más en el área de al-Ayun de la provincia de Hadramaut en el sur. El tercero de los atentados dejó tres muertos en al-Qutn, también área de Hadramaut, indicó. Todos los ataques fueron contra automóviles, agregó el oficial, que habló a condición del anonimato porque no estaba autorizado a hacer declaraciones a los medios.

La alerta en Yemen se registra luego que las autoridades del país revelaron el miércoles haber descubierto un plan de al-Qaida para atacar embajadas extranjeras y rutas marítimas internacionales en el Mar Rojo.

Las embajadas estadounidense y británica evacuaron a su personal después de enterarse de una amenaza de atentado que hizo que Washington cerrase temporalmente 19 sedes diplomáticas en el Medio Oriente y África.

Estados Unidos reconoce el programa de aviones no tripulados, pero no confirma ataques individuales ni revela información sobre cuántos han sido perpetrados.

El programa es operado por el Comando Conjunto de Operaciones Especiales del Pentágono y la CIA. Los aviones no tripulados del ejército parten de Djibouti, y los de la CIA desde una base en Arabia Saudí.

En Saná, la capital del país, un reportero de la AP dijo que un avión no tripulado sobrevoló el área durante horas el miércoles y en las primeras horas del jueves, por lo que los residentes se preguntaron nerviosamente sobre su objetivo y si al-Qaida estaba a punto de atacar la ciudad.

El primer ataque con aviones teledirigidos reportado el jueves hizo blanco en un vehículo en que viajaban presuntos combatientes en el distrito de Wadi Ubaidah, aproximadamente 175 kilómetros (109 millas) al este de Saná.

Cadáveres carbonizados se encontraban al lado del vehículo, de acuerdo con el funcionario. Cinco de los muertos eran yemeníes, mientras que el sexto se cree era de otra nacionalidad árabe, dijo.

Un funcionario estadounidense de inteligencia y un diplomático en Medio Oriente dijeron a la AP que los cierres de las embajadas fueron motivados por la intercepción de un mensaje privado entre el líder de al-Qaida, Ayman al-Zawahri, y Nasser al-Wahishi, jefe de al-Qaida en la Península Arábiga, filial con sede en Yemen, sobre planes de un ataque grande.

Las tropas yemeníes han implementado drásticas medidas de seguridad en Saná, con múltiples retenes y tanques y vehículos militares custodiando edificios importantes. El ejército ha rodeado instalaciones extranjeras, oficinas del gobierno y el aeropuerto con tanques y tropas, además de incrementar la seguridad en el estratégico Estrecho de Bab al-Mandreb, a la entrada del Mar Rojo.

Al-Qaida en la Península Arábiga ha estado fortaleciendo sus operaciones en Yemen en el último decenio, luego de que importantes operativos saudíes escapasen hacia allí tras ser perseguidos en su país.

Los ataques con aviones teledirigidos, que se han vuelto algo casi diario desde el 27 de julio, se han concentrado hasta ahora en áreas montañosas remotas y valles en los que se piensa se han refugiado los cinco líderes principales de al-Qaida.

Un alto funcionario de seguridad dijo a la AP que los líderes de la red nunca están juntos por temor a que un ataque los mate a todos al mismo tiempo. Entre esos líderes están, además de al-Wahishi, Qassem al-Raimi, considerado el comandante militar, e Ibrahim al-Asiri.

El funcionario, que habló a condición de anonimato, dijo que se piensa que al-Wahishi está tratando de reclutar a informantes en áreas montañosas de Marib, especialmente en el valle Wadi Ubaidah, donde están concentradas tribus leales al derrocado presidente Alí Abdalá Salé.

Un policía yemení inspecciona un automóvil a la entrada del aeropuerto internacional de Saná el miércoles, 7 de agosto del 2013. (Foto AP/Hani Mohammed)

Un policía yemení inspecciona un automóvil a la entrada del aeropuerto internacional de Saná el miércoles, 7 de agosto del 2013. (Foto AP/Hani Mohammed)

Esta fotografía muestra la embajada de Estados Unidos en el centro de Nairobi, Kenia, el 22 de marzo de 1999. La sede diplomática sufrió un ataque terrorista y fue reemplazada por otro edificio. Un mensaje secreto interceptado entre el jefe de al-Qaida, Ayman al-Zawahri, y su lugarteniente en Yemen sobre los planes de un gran ataque provocó el cierre de las embajadas estadounidenses en los países islámicos, durante el fin de semana. (Foto AP/Khalil Senosi-archivo)

Esta fotografía muestra la embajada de Estados Unidos en el centro de Nairobi, Kenia, el 22 de marzo de 1999. La sede diplomática sufrió un ataque terrorista y fue reemplazada por otro edificio. Un mensaje secreto interceptado entre el jefe de al-Qaida, Ayman al-Zawahri, y su lugarteniente en Yemen sobre los planes de un gran ataque provocó el cierre de las embajadas estadounidenses en los países islámicos, durante el fin de semana. (Foto AP/Khalil Senosi-archivo)

La nueva embajada de EEUU en las afueras de Nairobi, la capital de Kenia en una foto del 3 de marzo del 2003. Estas modernas instalaciones reemplazaron al antiguo local que fue destruido por una explosión terrorista el 7 de agosto de 1998. Un mensaje secreto interceptado entre el jefe de al-Qaida, Ayman al-Zawahri, y su lugarteniente en Yemen sobre los planes de un gran ataque provocó el cierre de las embajadas estadounidenses en los países islámicos. (Foto AP/Khalil Senosi, archivo)

La nueva embajada de EEUU en las afueras de Nairobi, la capital de Kenia en una foto del 3 de marzo del 2003. Estas modernas instalaciones reemplazaron al antiguo local que fue destruido por una explosión terrorista el 7 de agosto de 1998. Un mensaje secreto interceptado entre el jefe de al-Qaida, Ayman al-Zawahri, y su lugarteniente en Yemen sobre los planes de un gran ataque provocó el cierre de las embajadas estadounidenses en los países islámicos. (Foto AP/Khalil Senosi, archivo)