Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Amnistía Internacional pedirá a Latinoamérica protección de derechos sexuales

Pamela Troya y Gabriela Correa. Foto de Archivo, La República.

Montevideo, 9 ago (EFE).- Amnistía Internacional (AI) exigirá mayor protección a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres latinoamericanas y caribeñas en la I Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo que se abrirá el próximo lunes en Montevideo, dijo hoy una responsable de la organización en Uruguay.


Publicidad

Uno de los reclamos de la organización, dedicada a la defensa de los derechos humanos, será la “implantación de planes de acceso a la salud y educación sexual y reproductiva por parte de los gobiernos regionales”, explicó a Efe la responsable del trabajo con Organizaciones Intergubernamentales de AI Uruguay, Alejandra Umpiérrez.

Previo a la Conferencia Regional, que analizará y revisará la agenda latinoamericana sobre población tras los acuerdos alcanzados en El Cairo en 1994 por la comunidad internacional, AI participará este sábado en el Foro de la Juventud en Montevideo, en el que se estudiarán estas cuestiones.

Según la activista, las políticas públicas de los países latinoamericanos y caribeños deben “eliminar los estereotipos y no estigmatizar a las mujeres por acceder a servicios de salud sexual como el aborto”.

Si bien destacó que Uruguay se “desmarcó” del resto de la región en la materia tras despenalizar el aborto a finales del año pasado, las reivindicaciones también se hacen extensivas al país porque “se han dado casos de discriminación de mujeres que acuden a abortar”.

“Hay que capacitar los funcionarios para que mujeres, niñas y adolescentes puedan acceder a información y realizar consultas sobre derechos sexuales y el aborto”, subrayó la activista.

Según alertó, estos son “Derechos Humanos que se incumplen en muchos países de la región, y deben ser recogidos sistemáticamente en las políticas de sociedad y desarrollo”.

AI también recordará el caso de “Beatriz”, la joven salvadoreña a la que hace unos meses las autoridades del país le denegaron realizar un aborto, a pesar de que estaba en riesgo su vida y que el bebé no iba a sobrevivir al nacer, pues no tenía cerebro.

Finalmente, se le practicó una cesárea y su hijo murió horas después de dar a luz.

Umpiérrez destacó que en este caso “ayudó mucho la presión internacional que se ejerció al gobierno salvadoreño”, así como que diferentes organizaciones no gubernamentales “se contactaran con ella para protegerla”.

Otro caso que muestra la “falta de acceso a los derechos sexuales y reproductivos en la región” es la negativa por parte del Gobierno chileno de practicar un aborto una joven de 11 años embarazada tras ser violada por su padrastro.

“Seguimos luchando para que se la atienda”, señaló la portavoz y afirmó que los países donde los derechos sexuales de las mujeres están “más restringidos” en Latinoamérica son Chile y los países caribeños.

Por el contrario, valoró positivamente los “pasos dados por Brasil y Argentina para facilitar el acceso de las mujeres a servicios de salud sexual”, aunque queda “mucho por hacer”.

“América Latina presenta un panorama muy desigual en cuanto a avances en esta materia”, sintetizó.

La asociación también destacó su “preocupación” por las tasas mortalidad materna, ya que cada año 287.000 mujeres mueren en el mundo por causas relacionadas con el embarazo o el parto, siendo estas el primer motivo de muerte entre adolescentes (15 y 19 años) en América Latina y el Caribe.

Además, la tasa de aborto inseguro en la región se sitúa en alrededor de 31 casos por cada mil mujeres de 15 a 44 años, una cifra similar a la de África Subsahariana, según estudios privados. EFE