Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Continúan las tareas de identificación de cabecillas de Sendero Luminoso

Lima, 13 ago (EFE).- Los restos de los tres integrantes del grupo terrorista peruano Sendero Luminoso muertos el domingo en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad son analizados hoy en la morgue de Lima para confirmar su identidad, mientras se investiga si murió un cuarto terrorista.


Publicidad

Los cuerpos fueron traídos a Lima el lunes por la noche en un avión policial desde Llochegua, en la zona del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), donde se registró el enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y el grupo armado.

Según Canal N de televisión, los médicos forenses están realizando hoy exámenes previos a la necropsia.

Dos de los muertos fueron identificados como los camaradas “Alipio” y “Gabriel”, los alias de Alejandro Borda Casafranca y Marco Antonio Quispe Palomino, respectivamente, dos mandos militares de Sendero, y el tercero en un principio como el “camarada Alfonso”.

Sin embargo, el ministro peruano de Defensa, Pedro Cateriano, afirmó después que no se tenía certeza de la identidad del tercero.

La identidad plena de los tres será determinada con un examen de ADN en Lima, según anunció Cateriano al traer anoche los restos a la capital peruana en un avión policial.

El jefe del comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, almirante José Cueto Aservi, indicó hoy que un cuarto miembro de Sendero Luminoso que fue herido en el enfrentamiento y que huyó del lugar también murió, aunque el cuerpo no se ha encontrado.

“Sabemos que está abatido por lo que estamos escuchando (en la interceptación de comunicaciones), pero también cuando tienen oportunidad de desaparecer el cuerpo, (los subversivos) lo hacen”, declaró Cueto a Canal N.

El presidente peruano, Ollanta Humala, indicó el lunes que esta operación ha sido “un golpe serio e irreversible” a la estructura militar de los remanentes de Sendero Luminoso en el VRAEM, principal valle productor de coca del país, donde el grupo armado opera aliado con el narcotráfico de la zona.

“Alipio”, de 46 años, participó en emboscadas al Ejército y la Policía desde 2009 y el año pasado dirigió el secuestro de 36 trabajadores de empresas proveedoras del consorcio de gas de Camisea, el derribo de un helicóptero de la policía que causó la muerte de su piloto y un ataque al aeródromo de Kiteni, en la zona del VRAEM.

Según información del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, “Alipio” también cobraba “cupos” (extorsiones) a los narcotraficantes que producen cocaína clandestinamente en el VRAEM.

“Gabriel” es el hermano menor de Víctor Quispe Palomino, más conocido como “José”, quien lidera la facción de remanentes de Sendero Luminoso en el VRAEM.

Diversos sectores políticos han felicitado a las autoridades peruanas por el éxito de la denominada operación Camaleón, entre ellos los expresidentes Alejandro Toledo y Alan García.

“Debemos saludar a las Fuerzas Armadas y al gobierno por la caída de los cabecillas del terrorismo genocida. Con seguridad el Perú avanzará”, indicó García en su cuenta de Twitter.

“Felicitaciones a las FFAA (Fuerzas Armadas) y PNP (Policía) por el operativo conjunto en el VRAEM que descabezó columna terrorista. El Perú unido frente al crimen y el terror”, señaló Toledo en su cuenta de Facebook.

El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, señaló hoy que las fuerzas del orden están atentas ante cualquier reacción de la banda armada.

“No vamos a bajar la guardia. La ofensiva continúa con prudencia, pero continúa. Es natural esperar una reacción. Las Fuerzas Armadas y la Policía en el VRAEM estamos alertas”, indicó Pedraza a la agencia oficial Andina. EFE