Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bogotá respeta visita de buques rusos a Nicaragua

Colombia (AP) — Colombia salió al paso de distintas versiones el miércoles y mientras el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, restó importancia a la visita de dos buques rusos a Nicaragua, la canciller María Angela Holguín dijo que las concesiones entregadas en julio por Managua a empresas para exploración petrolera y de gas estaban en aguas nicaragüenses.


Publicidad

Los dos asuntos, los buques y las concesiones, no sólo generaron titulares aquí sino también reacciones en políticos, incluso de la bancada oficialista, pidiendo una posición clara de Bogotá frente a Managua, que ganó territorio marítimo frente a Colombia en virtud de un fallo de la Corte Internacional de Justicia en noviembre, un dictamen que aún genera controversias entre los colombianos.

Temprano, el ministro de Defensa Pinzón indicó que la visita de dos buques rusos esta semana a Nicaragua era un asunto de soberanía de esa nación centroamericana y que no les preocupaba.

“Somos muy, muy respetuosos, y es la historia y la tradición de Colombia, de la soberanía de las demás naciones… convencidos que es el manejo pacífico de cualquier situación la que debe darse en cualquier condición”, dijo Pinzón consultado por reporteros en un acto en la sede del ministerio.

Al final de la jornada y tras una reunión en la casa de gobierno del presidente Juan Manuel Santos con la denominada comisión asesora de relaciones exteriores, que integran ex mandatarios y ex cancilleres, la actual ministra de relaciones exteriores Holguín dijo que las concesiones otorgadas en julio por Managua efectivamente están aguas de esa nación.

Cosa diferente, dijo Holguín, fue el anuncio de Nicaragua de hace un par de semanas de ofrecer otros bloques de exploración y que, según Colombia, sí estaban en su mar territorial.

“Una cosa fue estas concesiones que el gobierno de Nicaragua ha otorgado en el lado nicaragüense y otra muy distinta esas que ofertó hace unas semanas y que tenía en su página web que después (Managua) argumentó que no estaba actualizada, pero que las tenía en su página web para agosto 2 donde estaba ofertando nuevas áreas…que estaban en aguas colombianas, en mar territorial colombiano”, dijo Holguín.

Sobre la exploración petrolera, el presidente nicaragüense Daniel Ortega había dicho el martes que ya se han otorgado concesiones de exploración de crudo y gas en zonas del Caribe, respetando la zona de reserva Seaflower, una de las mayores reservas coralinas del mundo y declarada en el año 2000 Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Colombia había aprobado dos concesiones en ese delicado ecosistema de la reserva, en aguas del mar caribe, pero tras denuncias de ecologistas y congresistas, el presidente Santos dijo en el 2011 que no se permitirían.

“Nicaragua en este sentido respeta y está lista para que con Colombia trabajemos en la protección de esa zona de reserva”, dijo Ortega.

“Estamos listos para que se pueda desarrollar ese diálogo entre Colombia y Nicaragua que nos permita finalmente superar esta situación y que trabajemos más colombianos y nicaragüenses por la paz, por la estabilidad”, sostuvo.

Ante una demanda presentada en el 2001 por Nicaragua, la CIJ ratificó el 19 de noviembre la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en aguas del mar Caribe, así como sobre sus siete cayos deshabitados y que eran reclamados por Managua.

Pero en su decisión la CIJ redujo el territorio marítimo colombiano al ceder una mayor porción a Nicaragua, con lo que al menos dos de los cayos colombianos —Quitasueño y Serrana— quedaron rodeados de las ahora aguas nicaragüenses.