Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Arresto domiciliario para Mubarak

EL CAIRO (AP) — El ex presidente Hosni Mubarak debe ser colocado bajo arresto domiciliario cuando sea puesto en libertad, determinó este miércoles el primer ministro.


Publicidad

El primer ministro Hazem el-Beblaui dijo en un comunicado que, en base a medidas de emergencia decretadas hace unos días, ordenó que Mubarak sea colocado bajo arresto domiciliario cuando sea excarcelado después de dos años de prisión.

Funcionarios penitenciarios dijeron que Mubarak, de 85 años de edad y delicado estado de salud, podría salir en libertad mañana.

Un tribunal recomendó poner en libertad al ex gobernante luego que sus abogados presentaron una apelación, en el marco de uno de los casos por corrupción que se le sigue.

El ex mandatario sigue siendo enjuiciado por otras causas.

Horas antes un tribunal egipcio ordenó dejar en libertad a Mubarak y los fiscales indicaron que lo más probable es que no apelarán la decisión.

La medida surgió durante una audiencia del juicio a Mubarak por acusaciones de que aceptó obsequios indebidos de un diario estatal, el último de los casos que mantienen encarcelado al ex gobernante.

Si Mubarak queda en libertad, ello podría suscitar protestas en el país luego que el sucesor, el islamista Mohamed Morsi, fue derrocado en un golpe militar el mes pasado.

Mubarak ha estado detenido desde abril del 2011. Es enjuiciado por la matanza de manifestantes durante el levantamiento del 2011, además de otros cargos.

El grupo que orquestó los plebiscitos y las protestas contra Morsi que eventualmente llevaron a su derrocamiento, Tamarod, culparon al gobierno de Morsi por la posibilidad de que Mubarak quede en libertad, pues según dijeron, ese gobierno no logró presentar evidencias contra el gobernante.

En un comunicado, Tamarod exhortó a no liberar a Mubarak, advirtiendo que ello atentaría contra la seguridad nacional. Rogó a las autoridades interinos a usar las medidas de emergencias decretadas hace unos días para mantener tras las rejas al ex gobernante.

La agrupación añadió que los grupos revolucionarios “no nos quedaremos de brazos cruzados mientras los asesinos de los mártires son exonerados”.

“Si exoneran a Mubarak hoy, mañana exonerarán a Morsi”, denunció la agrupación, jurando sostener un juicio de exhibición para Mubarak en pocos días. “No nos quedaremos callados cuando se trate de dejar en libertad a un asesino del pueblo egipcio”.

El fiscal general Hesham Barakat dijo a medios locales que la decisión del miércoles sobre Mubarak era definitiva y que su oficina no pensaba apelarla.

Mostafa Baz, funcionario de alto rango del sistema penitenciario, dijo a la televisora privada CBC que su dependencia le preguntará a los fiscales el jueves si Mubarak es solicitado por otras causas. Si no lo es, será puesto en libertad.

La audiencia tuvo lugar en la prisión Tora, donde Mubarak ha estado encarcelado. El proceso se hizo en esas enormes instalaciones, fuertemente protegidas, por razones de seguridad, dicen funcionarios.

Mubarak está siendo procesado por la matanza de manifestantes durante el alzamiento del 2011, y por otros cargos.

Fue hallado culpable y sentenciado a cadena perpetua por no detener la matanza de 900 manifestantes en el alzamiento del 2011. La sentencia fue revocada tras ser apelada y ahora se realiza un nuevo juicio, junto con el que fue su jefe de seguridad y seis comandantes policiales. El juicio se debe reanudar en pocos días.

También pesan sobre él acusaciones de corrupción, pero no se ha fijado fecha para ese juicio.

El abogado y experto en temas jurídicos Nasser Amin dijo que legalmente, Mubarak debió ser puesto en libertad debido a que su sentencia fue revocada, pero que la decisión podría postergarse por razones políticas.

“Si es puesto en libertad vendrá el caos”, dijo Amin. “Será esgrimido por los islamistas como prueba de que ha regresado el antiguo régimen”.

Las autoridades egipcias han continuado la ofensiva contra la Hermandad Musulmana, el partido de Morsi. Han arrestado al líder supremo de la agrupación y a otros dirigentes, para que sean enjuiciados.

Las reacciones de los egipcios no se hicieron esperar.

“Esta es una farsa absurda por el poder judicial, el ejército, la policía para reinstaurar a Mubarak y su régimen corrupto y arrebatarle al revolución al pueblo”, declaró Ibrahim Mohammed, un hombre de unos 30 años de edad que dijo que no era partidario de Morsi.

Otro habitante de El Cairo, Ahmad Kamal, dijo que era hora que dejaran a Mubarak en libertad.

“Debió haber sido puesto en libertad hace tiempo. Que Dios los perdone por lo que han hecho. Ya el poder judicial tomó su decisión, eso es suficiente, tengo fe en el poder judicial de Egipto”, aseveró Kamal.