Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Pinochet tenía armas químicas, suficientes para matar a la mitad de Santiago”

Santiago de Chile, 23 ago (EFE).- El gobierno chileno anunció hoy que investigará en el estatal Instituto de Salud Pública (ISP) la supuesta existencia de armas químicas durante la dictadura de Augusto Pinochet, según aseguró una exdirectora del establecimiento.


Publicidad

“Es algo que tiene que ser investigado”, dijo a los periodistas el ministro de Salud, Jaime Mañalich, quien precisó que se ha instruido a los encargados del ISP para revisar a fondo los edificios de la institución.

Ingrid Heitmann, exdirectora del ISP, reveló el jueves, en una entrevista con la agencia DPA, que el año 2008 descubrió unas cajas con ampollas de toxina botulínica que permanecieron ocultas en un subterráneo durante 27 años.

Heitmann aseguró que decidió incinerar los químicos sin avisar a las autoridades de la época, cuando Chile era gobernado por Michelle Bachelet.

“Eran dos cajas llenas de ampollas con toxina botulínica, suficientes para matar a la mitad de Santiago”, aseguró la exdirectora.

“Solo tengo la información que ha sido transmitida por los medios. Cuando asumí el ministerio de Salud trabajamos varios meses con la doctora Heitmann” dijo hoy Mañalich,

“Nunca me lo comentó, de manera tal que debo conversar con ella”, comentó y añadió: “Yo tengo una muy buena opinión personal de ella, me tocó conocerla también durante su exilio en Canadá y nos hicimos bastante amigos en realidad. En ese sentido yo no tengo por qué dudar de lo que ella está señalando”.

Heitmann fue opositora a la dictadura (1973-1990), época en que según ha señalado, fue encarcelada, torturada y exiliada.

Mañalich dijo que le ha pedido a las actuales autoridades del ISP que hagan “una completísima revisión”, pues “no vaya a ser que haya más cosas guardadas por ahí”.

La revelación de Heitmann ha provocado reacciones de familiares de víctimas y abogados de derechos humanos, entre ellos el expresidente Eduardo Frei Ruiz Tagle y de su hermana, la exsenadora carmen Frei, cuyo padre, el también expresidente Eduardo Frei Montalva, murió aparentemente envenenado a comienzos de 1982 en una clínica de Santiago.

Ambos instaron a las Fuerzas Armadas a entregar “de una vez por todas” la información que poseen sobre el asesinato de su padre.

El hallazgo en el ISP “es espantoso”, dijo a radio Cooperativa Carmen Frei, a cuyo juicio, “no cabe duda de que el Ejército está ocultando información”.

La muerte de Eduardo Frei Montalva es investigada como homicidio por el juez especial Alejandro Madrid, quien ha procesado a varias personas, entre ellas algunos médicos, por su presunta implicación.

El abogado de derechos humanos Nelson Caucoto coincidió en que los militares conservan en secreto mucha información sobre la manera en que operó la dictadura y cuya revelación podría ayudar aclarar casos de violaciones a los derechos humanos.

“No tengo la mínima duda de que hay información que se mantiene en los archivos, que no ha sido desclasificada todavía”, dijo Caucoto a la misma radioemisora.

El letrado recordó que en los años 80 varios presos políticos fueron envenenados con toxina butolínica en la cárcel y señaló que en los respectivos procesos, “hay gran parte de la historia de Chile que también va a ser conocida”.

De esa manera, añadió, los chilenos “sabremos el peligro que vivimos, qué tipo de Fuerzas Armadas tenemos y de qué manera operó la cultura de la muerte en nuestro país”. EFE