Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Disturbios en Argentina por acuerdo con Chevron

Buenos Aires (AP) — La legislatura de la provincia de Neuquén inició el miércoles el debate del proyecto que daría luz verde a una alianza entre la petrolera estatal YPF de Argentina y el gigante estadounidense Chevron para explotar uno de los mayores reservorios de hidrocarburos no convencionales del mundo en medio de violentos enfrentamientos entre la policía local y manifestantes que rechazan el acuerdo.


Publicidad

Un estudiante universitario de 33 años de edad recibió un disparo de arma de fuego cuando la policía dispersó a unos 3.000 manifestantes que se movilizaron frente a la legislatura de Neuquén, a 1.156 kilómetros al sur de Buenos Aires. Fue internado “para observación de su tratamiento y con conducta expectante”, informó en un comunicado el hospital Castro Rendón de la capital neuquina.

En tanto que el jefe de la policía Raúl Laserna dijo a periodistas que seis efectivos fueron heridos producto de las piedras que lanzaron los manifestantes.

En medio de este clima los legisladores comenzaron a debatir un proyecto por el cual la provincia le extiende a YPF por el plazo de 22 años la concesión para explotar el yacimiento de Vaca Muerta, la tercera mayor reserva de gas y petrolero no convencional del mundo.

La aprobación de esta iniciativa es condición necesaria para que entre en vigencia el acuerdo entre YPF y Chevron para el desarrollo de un área de 20 kilómetros cuadrados en ese reservorio. La petrolera estadounidense se compromete a invertir 1.240 millones de dólares en un primer piloto para la perforación de 115 pozos.

El acuerdo YPF-Chevron ha sido objeto de fuertes cuestionamientos desde la oposición, grupos ambientales, miembros de la comunidad Mapuche y de la Iglesia. Las críticas se centran en la negativa del gobierno a difundir las cláusulas del contrato, el riesgo ambiental que podría ocasionar el método de exploración de hidrocarburos no convencionales conocido como fracking y los beneficios impositivos y cambiarios que se le otorgó a la petrolera extranjera.

“El gobierno alega que es una confidencialidad que respeta un contrato entre privados, pero el problema ambiental no puede ser considerado en esos términos”, se quejó el dirigente de izquierda Jorge Altamira en diálogo con AP desde Neuquén.

“El país tiene que tener su autoabastecimiento energético, pero no a cualquier precio”, alertó.

En tanto que el obispado de Neuquén expresó en un comunicado que “hay una razón fundamental que nos obliga a rechazar por ilegítimo e inmoral este acuerdo de explotación y es que contiene cláusulas secretas que desconocemos los verdaderos dueños de los bienes naturales de la República, que somos todos los ciudadanos de la patria”.

El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, dijo que el acuerdo le dará a su provincia excelentes ventajas económicas: se van a crear 12.000 puestos de trabajo en los próximos años e ingresarán a las arcas unos 12.000 millones de dólares por impuestos y regalías.

“Este acuerdo es ganar o ganar y eso no se puede discutir”, apuntó el mandatario provincial.

Se descuenta que la legislatura aprobará la iniciativa ya que el oficialismo cuenta con los votos necesarios.