Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Israel confirma que lanzó dos misiles de prueba en el Mediterráneo

Jerusalén, 3 sep (EFE).- El Ministerio de Defensa de Israel confirmó a Efe que hoy a primera hora realizó una prueba con un nuevo misil en el Mar Mediterráneo y que ésta tuvo lugar con el conocimiento y la colaboración de Estados Unidos.


Publicidad

La prueba incluyó el lanzamiento de un misil del tipo “Ancor”, que sirve como señuelo para las pruebas del sistema antimisiles “Jetz” (Arrow), dijeron fuentes del departamento de Defensa.

Hoy, a las 09.15 hora local (06.15 GMT), el Ministerio de Defensa realizó con éxito, junto con la Administración estadounidense de Defensa Antimisiles (MDA por sus siglas en inglés), una prueba con el misil Ancor”, señaló posteriormente un comunicado difundido por ese departamento.

La nota precisa que la prueba fue realizada “en el Mar Mediterráneo y otra desde un polígono de la Fuerza Aérea en el centro del país”, desde donde los radares israelíes siguieron su trayectoria.

Poco antes, el Ministerio de Defensa ruso había informado desde Moscú que sus radares detectaron el lanzamiento de dos “objetivos balísticos” desde el centro del Mediterráneo hacia la zona oriental de este mar, donde se encuentra Siria.

El “Ancor”, en sus diferentes versiones, sirve a Israel como blanco para sus pruebas con el escudo antiaéreo “Jetz”, que desarrolla con financiación estadounidense para interceptar misiles balísticos enemigos.

Producido por la empresa Rafael y también en uso por EEUU -que lo fabrica de forma independiente con licencia-, el “Ancor” hace las veces de misil balístico y en pruebas anteriores ha sido disparado desde un avión F-15 a gran distancia.

Poco después de la prueba, en un acto público en el participaba en la ciudad de Beer Sheva (sur), el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, manifestó sobre el escudo antimisiles que su país construye “un muro de hierro” frente a un entorno en evolución en los últimos años.

“Nuestra vida aquí -matizó- depende de un muro de hierro. Estamos construyendo un muro de hierro, una cúpula de hierro (nombre de otro de los escudos) y una voluntad de hierro”.

“Tenemos que preocuparnos de nuestra seguridad. Es todo un reto porque el entorno está cambiando. Pero quiero decirle a quien tenga intenciones de atacarnos que no le valdrá la pena”, aseguró.

El escudo antimisiles comenzó su andadura en 1991 cuando Irak, durante la Primera Guerra del Golfo, disparó contra Israel cerca de 40 misiles Scud.

Para 2017 Israel espera tener completado un sistema de varios estratos para derribar en vuelo cohetes y misiles de corto, medio y largo alcance.

Parte de estos proyectos son los sistemas “Varita Mágica”, “Cúpula de Hierro”, “Jetz 2” y “Jetz 3”, a los que se sumarán en caso de guerra las nuevas versiones de Patriots estadounidenses. EFE