Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brasil: fuertes protestas en día de independencia

BRASILIA (AP) — La policía usó gases lacrimógenos para dispersar manifestaciones el sábado que adquirieron ribetes violentos en diferentes partes de Brasil, cuando millares de personas salieron a las calles a protestar durante el día de la independencia del país.


Publicidad

Por lo menos 39 personas fueron detenidas en Brasilia y 24 en Río de Janeiro, donde otras 13 resultaron lesionadas en los enfrentamientos en policías y manifestantes en Rio de Janeiro, informaron las policías locales.

Los choques En Río de Janeiro se registraron cuando los manifestantes penetraron el cerco policial que resguardaba el desfile militar en el centro de la ciudad en conmemoración del Día de la Independencia.

Las manifestaciones contra la corrupción y en demanda de mejores servicios públicos se realizaron en todo el país y en su mayoría fueron pacíficas con excepción de las protestas en Brasilia y Rio de Janeiro.

En la capital, Brasilia, los choques más fuertes se registraron cuando pequeños grupos de manifestantes intentaron romper el cerco policial para llegar al Estadio Nacional, donde la selección de fútbol enfrentaría a su similar de Australia. La policía los repelió lanzando bombas de gas lacrimógeno.

La policía estableció un cerco a unos 500 metros alrededor del estadio con barreras metálicas, agentes policiales a pie con escudos, perros de vigilancia y caballos para impedir la llegada de los manifestantes.

La policía informó que 39 personas fueron detenidas en la capital en los enfrentamientos con la policía, muchos de ellos después de ingresar a un centro comercial donde causaron tumulto y obligaron a cerrar gran parte de las tiendas.

Varias personas debieron ser atendidas por los paramédicos, incluidos algunos periodistas, después de respirar los gases utilizados para alejar a los manifestantes.

Horas antes, un millar de personas marchó por la céntrica Explanada de los Ministerios hasta la sede del Congreso, en un movimiento pacífico que registró un breve momento de tensión cuando un grupo intentó penetrar la sede, después de que la presidenta Dilma Rousseff participó en el desfile militar del 7 de septiembre.

La ola de manifestaciones convocada por las redes sociales recordó el movimiento que el país vivió en junio, cuando a lo largo de dos semanas los brasileños salieron masivamente a pronunciarse por mejores servicios de salud, educación y transporte y por una nueva ética en la política.

Las manifestaciones del sábado tuvieron una participación mucho menor que las de junio, pero dejaron en evidencia que el movimiento popular por el cambio aún está vigente.

“Estamos aquí para recordarle a los políticos que los seguimos vigilando. No queremos más corrupción en los órganos públicos y queremos una reforma política que le dé más poder al pueblo”, manifestó la estudiante Carolina Santos, de 24 años.

Junto a ella, un grupo de unos 20 jóvenes coreaban “corrupción no, educación sí”.

Un poco más adelante iba un grupo de agentes de la Policía Federal que reclamaban un plan de reestructuración de carrera que incluya aumentos salariales, mientras miembros del movimiento Educacionalista se pronunciaba por una reforma constitucional que poca a la enseñanza pública en manos del gobierno federal. Actualmente la mayor parte de las instituciones de enseñanza están en manos de estados y municipios.

En otro punto, un hombre vestido con un traje verde ajustado con antenas en la cabeza posaba para fotos de otros manifestantes mientras mostraba un rótulo que irónicamente decía “el ET saluda a Brasilia, ciudad de políticos honestos”.

___

Policías usan gas pimienta contra manifestantes que protestaron contra la corrupción y los deficientes servicios públicos después de que se realizara la ceremonia para conmemorar el Día de la Independencia, Brasilia, sábado 07 de septiembre de 2013. (AP foto/Eraldo Peres)