Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cristina reivindica que Argentina crece al 5% “en un mundo que se cae”

BUENOS AIRES (AP) — La presidenta argentina Cristina Fernández defendió el sábado la gestión de su gobierno, en su primera entrevista en televisión en cuatro años, y aseguró que su mayor arma política no es la argumentación sino la realidad.


Publicidad

En diálogo con la estatal Televisión Pública Fernández repasó los logros de los diez años de administración del “kirchnerismo” -sus dos mandatos desde 2007 y el de su esposo y antecesor, el fallecido Néstor Kirchner- y aseguró que “en un mundo muy complejo y difícil, la Argentina sigue creciendo”.

“Hemos logrado seguir mejorando el poder adquisitivo de los trabajadores cualquiera sea el índice con el que quieras medirlo”, añadió.

Además justificó las restricciones a la compra de divisas extranjeras que rigen en el país, cuestionó a los tenedores de bonos en cese de pagos que reclaman el pago total de su deuda, defendió su política económica y criticó a los medios de comunicación.

“Esta Argentina crece al 5% en un mundo que se cae”, dijo la mandataria.

En la entrevista, que fue emitida en simultáneo por la radio Nacional, Fernández aseguró que el poder político en Argentina no supera el 40% y que la percepción de la ciudadanía de que éste es mayor se debe a una “construcción mediática”.

Sentada en un salón de la residencia presidencial de Olivos en las afueras de Buenos Aires, visiblemente distendida y vestida en su tradicional tono negro, la mandataria dijo sentirse un “instrumento de la historia” y aseguró que no le “preocupa” ni la “desvelan” los cuestionamientos a su liderazgo.

“Todo el mundo tiene derecho a cuestionar todo”, dijo y añadió que las críticas y que los liderazgos “son o no son”, dentro del marco democrático.

“La discusión es política, no de agravio o insulto. Cuando hay insulto, agravio y descalificación es porque faltan ideas”, cuestionó.

También admitió haber cometido “errores y equivocaciones”.

Además, dijo que vio siempre a la figura de Juan Domingo Perón con un “reconocimiento absoluto de liderazgo” y recordó la masacre de Ezeiza de 1973 como “una frustración para todos los argentinos, una gran oportunidad perdida”.

En junio de 1973, cuando Perón retornaba al país desde el exilio en España, un enfrentamiento entre fuerzas internas peronistas dejó decenas de muertos y cientos de personas heridas.

“Yo llegué a Ezeiza. Estaba para el lado del bosque. Cuando empezaron los tiros empecé a correr. Fue una experiencia muy heavy (pesada)”, relató Fernández.

Las cifras oficiales hablan de 13 muertos y 365 heridos, aunque estos números son cuestionados.

Luego de 30 minutos de emisión, la entrevista a la mandataria terminó abruptamente. La Televisión Pública anunció que la segunda parte de la entrevista será emitida el próximo sábado.