Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Oposición siria nombra a un islamista moderado como su primer ministro

El Cairo, 14 sep (EFE).- El islamista moderado Ahmed Tuma, elegido hoy primer ministro interino de la oposición siria, quiere aplicar la precisión que requiere su profesión de dentista para gestionar los asuntos de la Siria en manos de los rebeldes.


Publicidad

“Mucha gente se pregunta qué une a un dentista con la política. Hay una relación entre la precisión, que exige su trabajo cuando mezcla las tareas mecánica y médica, y la política, que también necesita precisión para que el resultado salga bien”, ha explicado él mismo en un vídeo publicado este sábado en internet.

De hecho, en su primera rueda de prensa, Tuma ya ha hablado con detalle del programa que tendrá el Gobierno transitorio, cuyas prioridades serán administrar las zonas “liberadas” por los rebeldes y llevar a cabo la acción militar en coordinación con la comandancia suprema del Ejército Libre Sirio (ELS).

Sus avales son una dilatada experiencia como opositor y como administrador civil en las áreas bajo control de los insurgentes, además de ser percibido como una figura de consenso.

Uno de los portavoces del ELS, el general Qasem Saadedin, dijo a Efe que Tuma “es una persona aceptada por todas las partes de la oposición porque es equidistante”.

Además, sus posturas contra el régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, son conocidas y ha estado en la cárcel por sus opiniones políticas, indicó el portavoz insurgente.

Nacido en la provincia de Deir al Zur, en el noreste del país, Tuma inició su actividad política en 1992, donde creó dos grupos de intelectuales.

Sus ideas reformistas le crearon problemas con el régimen cuando empezó a dirigir en 1997 los sermones de la oración del mediodía del viernes en una mezquita por sus posturas renovadoras.

En 2001, se unió a los comités de la sociedad civil, que instaban a la democracia y a la liberación de los presos políticos.

Tras el nombramiento de Bachar al Asad como presidente de Siria en 2000, a la muerte de su padre, Hafez al Asad, Tuma se convirtió en 2003 en representante de la opositora corriente islámica democrática, lo que suscito las críticas de los más extremistas, que lo acusaron de ser un islamista liberal.

En 2005, fue uno de los fundadores de la llamada Declaración de Damasco, que abogaba por un cambio pacífico y gradual del poder para transformar el país de una dictadura a una democracia.

A esta Declaración, de la que más tarde se convirtió en su secretario general, se adhirió como personalidad independiente.

En diciembre de 2007, fue detenido junto a otros líderes de la Declaración de Damasco y fue condenado a dos años y medio de cárcel.

Tuma salió de prisión en 2010 y regresó a la actividad política. De hecho, participó de forma activa en las protestas contra Al Asad que estallaron en marzo de 2011 y que desembocaron en la actual guerra civil siria.

Su estancia en la cárcel le permitió entrar en contacto con otras figuras de la oposición, según él mismo ha reconocido, con las que tuvo un entendimiento “excelente” sobre el futuro de Siria, que dice que quiere aplicar ahora.

Tras el comienzo de las revueltas de 2011 fue detenido por el régimen en varias ocasiones por participar en manifestaciones.

Fue miembro del Consejo Nacional Sirio (CNS), el embrión de la CNFROS, desde su creación, aunque figuraba con el sobrenombre de Ahmed Saeh, porque vivía dentro de Siria.

Desde enero de 2013, Tuma ha ejercido como consejero de la oficina ejecutiva del CNS en Deir al Zur, desde donde ha trabajado para crear los consejos locales de la provincia.

Para el dirigente de la CNFROS George Sabra, Tuma es un hombre de buena conducta y con gran sentido ético, que tiene relación con todas las partes de la sociedad siria.

Tiene apoyo popular, lo que le permitirá cumplir en este periodo con todas las necesidades de los ciudadanos en las zonas liberadas”, aseguró.

Sabra subrayó que Tuma abandonó Siria recientemente y que está considerado como uno de los notables de la oposición en Deir al Zur, donde ha trabajado con todas las instituciones. EFE

* Ahmed Tuma, en una foto difundida por el portal turco Anadolu Ajansi.