Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Merkel: no hay indicios de que Asad usara químicos alemanes para sus armas

Berlín, 18 sep (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró hoy que no hay “ningún indicio” que apunte a que el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, haya empleado productos importados desde Alemania para fabricar su arsenal químico.


Publicidad

«Según los datos de los que dispongo, fueron destinados a usos civiles”, manifestó Merkel en una entrevista en la primera cadena de la televisión pública ARD tras conocerse que Alemania exportó a Siria entre 2002 y 2006 más de 130 toneladas de productos químicos susceptibles de ser usados para fabricar gas sarín.

Las cifras se hicieron hoy públicas tras responder el Ejecutivo alemán a una consulta parlamentaria de La Izquierda, en la que confirmaba las exportaciones a Damasco durante la última legislatura del canciller socialdemócrata Gerhard Schroeder (2002-2005), que gobernó junto a Los Verdes, y la primera de Merkel, una gran coalición de cristianodemócratas y socialdemócratas.

La canciller reconoció que se han revisado las exportaciones realizadas y subrayó la estricta regulación alemana para la exportación de materiales de doble uso -susceptibles de ser usados para fines civiles y militares-.

Sobre el informe de los inspectores de Naciones Unidas que ha constatado un ataque con armas químicas en las cercanías de Damasco en pasado 21 de agosto, la canciller señaló que hay “fuertes indicios” que apuntan al régimen de Bachar al Asad como responsable del mismo.

Tras insistir en la necesidad de que el Tribunal Penal Internacional juzgue a los culpables, aseguró que Alemania vigilará de cerca el cumplimiento del plan diseñado por EEUU y Rusia para destruir el arsenal químico sirio.

“No cuentan las palabras, sino los hechos”, subrayó Merkel antes de insistir en que un ataque químico contra población civil no debe quedar sin castigo. EFE