Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE.UU y Rusia avanzan en un acuerdo sobre desarme de Siria

Naciones Unidas, 24 sep (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y el canciller ruso, Sergei Lavrov, sostuvieron hoy una “reunión constructiva” para lograr un acuerdo vinculante sobre el desarme “expedito” del arsenal químico de Siria que incluya “consecuencias” si ese país no cumple, informaron fuentes oficiales.


Publicidad

Kerry y Lavrov se reunieron por más de 90 minutos en el Hotel Waldorf Astoria en el marco de la 68 Asamblea General de la ONU, centrados en las negociaciones para que Siria elimine su arsenal de armas químicas, dijeron a la prensa funcionarios de alto rango de la Administración de Barack Obama, que pidieron el anonimato.

La reunión “fue constructiva. Logramos un progreso hoy… si no se cumple con este acuerdo, habrá consecuencias”, dijo una funcionaria, quien se negó a precisar si estas incluirían el uso de la fuerza.

“Lo que necesitamos es un régimen vinculante, verificable, aplicable, que tenga la mejor posibilidad de poner en marcha el acuerdo” que negocian EE.UU. y Rusia, dijo otro de los funcionarios.

“Necesitamos una resolución que sea claramente vinculante, un régimen (de desarme) que sea claramente vinculante”, subrayó.

Preguntados sobre si esta misma semana podría producirse un anuncio, los funcionarios solo indicaron que Estados Unidos y Rusia continúan analizando los textos para evitar “resquicios” o “ambigüedad” en el plan para eliminar las armas químicas de Siria.

“Estas dos piezas (los dos textos) están interrelacionadas; tienen que trabajar en conjunto para que funcione”, subrayó un funcionario.

La meta, agregó, es que la eventual resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sea fiel a la letra del acuerdo de Ginebra sobre el desarme sirio, y que ambos documentos ayuden a “minimizar fricciones” más adelante.

Según los funcionarios, la reunión fue “muy constructiva” y tanto Kerry como Lavrov tenían ante sí los textos del acuerdo marco y del borrador de la resolución deNaciones Unidas, que deberán funcionar de forma “congruente” para lograr el desarme de Siria.

“El espíritu constructivo (de la reunión)… debe ayudarnos en el trabajo que queda por delante”, dijo uno de los funcionarios.

La reunión se llevó a cabo en una pequeña habitación del hotel que contenía una bandera rusa y un gran retrato del presidente ruso, Vladimir Putin, cuyo Gobierno sirvió de anfitrión al encuentro bilateral, según los funcionarios.

Un informe de los inspectores de Naciones Unidas confirmó recientemente el uso de armas químicas contra la población civil por parte del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, el pasado 21 de agosto.

La Administración Obama ha insistido en que prefiere resolver el conflicto por la vía diplomática, aunque también ha dejado en claro que podría recurrir al uso de la fuerza.

Presionados varias veces por los periodistas, los funcionarios evadieron ofrecer detalles sobre los textos, e insistieron en que “aún queda mucho trabajo por hacer”.

“Este asunto es muy difícil. Todos queremos que se logre lo más pronto posible”, dijo uno de los funcionarios. EFE