Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU habla de avances con Brasil tras espionaje

NUEVA YORK (AP) — Una reunión entre el secretario de estado estadounidense John Kerry y el canciller brasileño Luiz Alberto Figueiredo ayudó a limar este viernes las tensiones entre sus dos países derivadas de las actividades estadounidenses de espionaje, según la subsecretaria de estado estadounidense Roberta Jacobson.


Publicidad

“Fue una reunión importante para nosotros”, dijo Jacobson a la prensa luego del encuentro de hoy en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York. “Una reunión muy productiva, lo que demuestra la amplitud de nuestra agenda con Brasil y nuestro deseo de que, mientras trabajamos en ese proceso de revisión (de programas de espionaje), asegurarnos que seguimos avanzando en la sustantiva agenda que mantenemos”.

Jacobson, que estuvo presente en el encuentro, dijo que ambos países hablaron sobre la necesidad de seguir avanzando en temas bilaterales como políticas de energía o los programas conjuntos de ambos países para eliminar la discriminación racial a pesar del clima de aspereza generado debido al asunto del espionaje. También hablaron sobre la crisis de Siria y esfuerzos de paz en Medio Oriente, señaló Jacobson.

La reunión ocurrió tres días después de que la presidenta brasileña Dilma Rousseff criticara con dureza a Estados Unidos ante la Asamblea General de las Naciones Unidas por el espionaje electrónico que el país ha llevado a cabo con ciertas naciones, incluida Brasil. La mandataria destacó que las intromisiones constituyen una “grave violación a los derechos humanos y las libertades civiles, de invasión y captura de información confidencial relacionada con actividades empresariales y, sobre todo, de un irrespeto a la soberanía nacional”.

A raíz de esas actividades, que salieron recientemente a la luz, Brasil propuso a la comunidad internacional que se adopten normas que impidan el espionaje de ese tipo.

El presidente estadounidense Barack Obama habló en la ONU inmediatamente después que Rousseff y no aludió a la protesta de su homóloga brasileña. El mandatario ha dicho que comprende la preocupación de Brasil y que ha ordenado una revisión de los programas de espionaje de su país para asegurar que se cumplen con reglas de transparencia y de no intromisión, sin descuidar la vigilancia necesaria para garantizar la seguridad.

Por su parte, Figueiredo había dicho el jueves a los medios de comunicación que la presidenta Rousseff ya ha establecido las bases de la discusión por el tema del espionaje y que él simplemente sigue esas bases. Aseguró que varios países le expresaron la intención de coordinar esfuerzos contra el espionaje.

“Este es un tema que ocupará nuestra agenda en los próximos años y por lo tanto, hay un interés creciente. Todos mis interlocutores manifestaron que estaban preocupados con la cuestión”, dijo el canciller a los medios. Figueiredo se reunió con enviados del llamado G4 (Japón, India y Alemania, además de Brasil), y de Perú, Turquía, Portugal e Irán.

Jacobson destacó que el presidente Obama quiere trabajar con países aliados para asegurarse de que este tema no afecta otros asuntos bilaterales, en parte también para asegurar la seguridad nacional de Estados Unidos.

“La forma en que satisfacemos las preocupaciones de nuestros aliados, ese es el objetivo fundamental en el deseo del presidente de revisar nuestra postura en este tema”, dijo la funcionaria. “Creo que el presidente enumerará una serie de principios, de los ya ha empezado a hablar, y como parte de esta revisión continuaremos manteniendo conversaciones, tal y como hemos empezado a tener, con varios países de la región y fuera, para asegurar que tenemos una libre circulación de información, en la medida de lo posible, que satisfaga las preocupaciones de la gente y que les asegure que esto avanza de una forma acorde con nuestros valores”.