Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Holanda se disculpa ante Rusia por el arresto de un diplomático en La Haya

Bruselas, 9 oct (EFE).- El Gobierno holandés pidió hoy disculpas a Rusia por el arresto de un diplomático en La Haya el pasado sábado, tras confirmar que la detención violó las normas diplomáticas internacionales.


Publicidad

“En base a la información de la policía, el ministro de Asuntos Exteriores (Frans) Timmermans ha llegado a la conclusión de que el arresto y la detención de un diplomático ruso, que contaba con completa inmunidad e inviolabilidad, violó la Convención de Viena”, señaló el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

La detención del ministro consejero de la embajada de Rusia en La Haya, Dmitri Borodín, se produjo en su propia vivienda por un presunto maltrato a sus dos hijos, y desencadenó una dura reacción por parte del Gobierno ruso, que exigió explicaciones a Holanda y pidió sanciones para los responsables.

Pese a sus disculpas, Timmermans dijo hoy en la nota entender “personalmente” la actuación de los policías que llevaron a cabo el arresto en base a “su responsabilidad profesional”.

Según el ministro, “Holanda y Rusia siguen en conversaciones sobre la resolución de este incidente”.

Borodín fue detenido el pasado sábado en su vivienda tras una llamada telefónica del vecindario en la que se denunciaba un presunto maltrato a sus hijos, una niña de cuatro años y un niño de dos, según medios locales.

Moscú presentó el martes una nota de protesta a Holanda por la detención y la supuesta agresión sufridas por el diplomático, que según Rusia fue esposado y golpeado delante de sus hijos.

Todo ello ocurrió, según las autoridades rusas, después de que Borodín advirtiera a los policías de su estatus de diplomático.

Moscú aseguró además que, tras permanecer detenido casi toda la noche en las dependencia policiales, Borodín fue puesto en libertad “sin explicaciones ni disculpas”.

Desde Indonesia, donde se encontraba de viaje, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró el mismo martes que Moscú esperaba de la parte holandesa no sólo explicaciones y disculpas, sino también sanciones para los responsables.

“Esperamos explicaciones y disculpas, así como que se castigue a los culpables. Nuestra reacción dependerá de cómo se conduzca (este asunto) por la parte holandesa”, citó al jefe del Kremlin la agencia rusa Interfax.

El incidente entre las dos partes coincide con las tensiones entre Holanda y Rusia por la detención por las autoridades rusas del rompehielos “Arctic Sunrise”, de Greenpeace, que navegaba bajo bandera holandesa. EFE