Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Detectan radiactividad en agua del mar a un kilómetro de Fukushima

Tokio, 10 oct (EFE).- El operador de la central nuclear de Fukushima, TEPCO, reveló hoy haber detectado una radiactividad de 1,4 becquereles por litro de cesio 137 en una muestra de agua de mar recogida a un kilómetro de la planta.


Publicidad

Fuentes de TEPCO confirmaron a la agencia Kyodo que la muestra había sido recogida recientemente.

Los responsables de la central pueden arrojar al mar agua con niveles de radiación de 90 becquereles por litro, pero el lugar donde se ha detectado la contaminación podría indicar que no se ha logrado contener el agua tóxica en una zona reducida junto a la planta.

La operadora empezó a analizar el agua del mar alrededor de la central el pasado agosto y hasta ahora no se había detectado radiactividad de cesio.

El cesio 137, es un isótopo radiactivo que tiene una vida de unos 30 años, y que puede causar cáncer si una cantidad importante ingresa en el organismo, además los expertos sostienen que puede acumularse en el pescado.

La operadora de la accidentada central, que fue afectada por un terremoto y un tsunami en 2011, también reveló hoy que ha detectado un incremento significativo en los índices de radiación de muestras de agua de mar recogidas en uno de los pozos de observación cercano a los reactores.

Un portavoz de Tokyo Electric Power confirmó hoy a Efe que los datos muestran “alta densidad de tritio y estroncio” en ese punto de observación, en el que recogieron muestras de agua de mar de la zona del puerto situado frente a la central.

Además, el portavoz aseguró que por el momento no “hay ninguna novedad” respecto al estado de los seis trabajadores que el miércoles se vieron afectados por una fuga de agua contaminada causada por un error humano.

El de ayer fue el cuarto incidente de este tipo que se produce en la central en apenas una semana, lo que ha desatado duras críticas y que la autoridad nuclear japonesa haya instado a mejorar el control y no reparar en gastos para solventar el grave problemas de las fugas radiactivas en la central. EFE