Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Justicia rusa negó libertad bajo fianza a activista argentina de Greenpeace

Moscú, 14 oct (EFE).- La Justicia rusa rechazó hoy conceder la libertad bajo fianza a la activista de Greenpeace argentina Camila Speziale, quien se encuentra en prisión preventiva en la ciudad de Múrmansk con otros 29 ecologistas acusados de piratería.


Publicidad

Según informó Greenpeace Rusia, el tribunal de Múrmansk consideró legal su detención, por lo que la joven deberá permanecer en la cárcel al menos hasta el 24 de noviembre, la fecha para la que se dictó sentencia de prisión preventiva.

Con el de Speziale, ya son siete los recursos de apelación rechazados por la Justicia rusa para excarcelar a los activistas bajo fianza, después de que la semana pasada se denegara la libertad a cuatro ciudadanos rusos y dos británicos.

El tribunal también estudiará hoy los recursos presentados por el italiano Cristian D’Alesandro, el neozelandés David Haussmann y el británico Peter Willcox, capitán del rompehielos “Arctic Sunrise” con el que los activistas organizaron la protesta en el Ártico el pasado 19 de septiembre que les ha llevado a la cárcel.

Fuentes de Greenpeace adelantaron ayer a Efe que los activistas no tenían esperanzas de verse en libertad.

“Ven el panorama muy negro. Todos están acusados de los mismos cargos (piratería) y ya han sido rechazados seis” apelaciones, dijo Sol Gosetti, coordinadora de comunicación de Greenpeace, que estuvo varios días en la ciudad de Múrmansk.

En la vista de hoy fue rechazada la petición del abogado de Camila Speziale para que se cambiara a los miembros del tribunal, y tampoco fue considerada la propuesta del cónsul argentino, quien garantizó personalmente que Camila no se fugaría en caso de salir bajo fianza, según informó Greenpeace en su Twitter.

Los 30 activistas de Greenpeace fueron detenidos el 19 de septiembre después de organizar una protesta contra la explotación petrolera en el Ártico ruso a borde del rompehielos “Arctic Sunrise”.

Tras ser remolcado el barco a Múrmansk, los ecologistas fueron llevados a tierra y sentenciados a dos meses de prisión preventiva, mientras se instruye el caso por supuesta piratería, un delito castigado con hasta 15 años de cárcel. EFE