Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cumbre Iberoamericana concluye con promesas de renovación

Panamá, 19 oct (EFE).- La XXIII Cumbre Iberoamericana, marcada por las ausencias de gobernantes, concluyó hoy en Panamá con un compromiso de renovación y el deseo de la mayoría de afrontar un plan para establecer las nuevas prioridades del grupo de 22 países.


Publicidad

La cita anual celebrada en el país centroamericano aprobó que estos foros pasen a ser bienales y trasladó a un grupo de trabajo el estudio de las reformas que permitan una modernización de las Cumbres para potenciar la convergencia entre los países.

La Cumbre de Panamá, con la ausencia de la mitad de los mandatarios, brindó también un emotivo homenaje al secretario general iberoamericano, el uruguayo Enrique Iglesias, que deja el cargo en los próximos meses, y para quien aún no hay reemplazo.

En la rueda de prensa final, Enrique Iglesias descartó la idea de que la Cumbre de Panamá se haya visto “deslucida” por la ausencia de once de los gobernantes invitados, y dijo que no pueden valorarse este tipo de reuniones con un “concepto aritmético”.

“Las cumbres son un conjunto de cosas”, dijo Iglesias, quien destacó que todos los gobernantes ausentes tuvieron razones para no haber asistido y que “nunca ha estado una silla vacía”, ya que todos los países han participado con sus representantes.

“El hecho de que hayamos tenido 23 cumbres en 23 años es ya un éxito”, afirmó Iglesias en referencia también a que esta reunión, la última para él, se hará a partir de la próxima de 2014 en Veracruz de manera bienal.

El canciller de México, José Antonio Meade, insistió en esta idea y dijo que el encuentro de gobernantes de Panamá ha logrado reunir a más de 300 directivos de las más grandes empresas de Iberoamérica, así como a organizaciones sociales reunidos en un foro de innovación, dentro de las actividades paralelas a este encuentro.

Esta ha sido la primera de las 23 cumbres iberoamericanas a la que, debido a una operación de cadera, no ha podido asistir el rey Juan Carlos de España, que en un mensaje grabado expresó su deseo de poder estar en la edición del próximo año en México.

También por motivos de salud, la presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, convaleciente de una intervención para drenar un hematoma cerebral, tampoco ha podido participar.

Otros de los presidentes ausentes han sido los de Venezuela, Nicolás Maduro; Cuba, Raúl Castro, Guatemala, Otto Pérez Molina; Brasil, Dilma Rousseff; Uruguay, José Mujica; Bolivia, Evo Morales; Chile, Sebastián Piñera; Nicaragua, Daniel Ortega; Perú, Ollanta Humala, y Ecuador, Rafael Correa.

Entre los asistentes, además del panameño Ricardo Martinelli, se encontraba quien será el anfitrión del próximo encuentro, el mexicano Enrique Peña Nieto, así como el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, quien estuvo acompañado por el príncipe Felipe, que fue un invitado especial de algunos actos de la Cumbre.

En su intervención final, Rajoy aseguró que España está “poniendo las bases” para tener una economía más competitiva, aseguró que la recuperación “ya está ahí” y pronosticó que el producto interior bruto español ya crecerá un 0,7 por ciento el próximo año.

“En Europa hemos aprendido mucho de estos años de recesión (…) una de las lecciones es que la solución pasa por una mayor integración y mayor apertura”, dijo Rajoy.

En el pleno, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, hizo un llamamiento a la comunidad iberoamericana para lograr sociedades “más justas y solidarias”, y su colega hondureño, Porfirio Lobo, reclamó ayuda internacional para hacer frente a la delincuencia organizada trasnacional que afecta a su país.

El paraguayo Horacio Cartes, que se estrenaba en esta cumbre, destacó el valor de la comunidad iberoamericana en la interlocución con la Unión Europea y el valor de este encuentro.

Los “países bolivarianos” coincidieron en una serie de asuntos en sus intervenciones en el pleno, como la cooperación para el desarrollo, el tema de la cultura, la explotación de los recursos naturales, el respeto a la naturaleza, el rechazo al “bloqueo estadounidense” contra Cuba y la rápida apertura de una negociaciones entre Reino Unido y Argentina sobre las Malvinas.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió a sus socios iberoamericanos aprovechar la etapa de renovación que se abre ahora para “aprovechar mejor las potencialidades” de esta comunidad.

“Si hacemos un esfuerzo por conocernos mejor vamos a poder generar mucha más empatías y muchas más sinergias”, afirmó.

La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, abogó por otorgar protagonismo a los ciudadanos en el proceso de integración, y su colega dominicano, Danilo Medina, reclamó unidad de acción contra el tránsito y consumo de drogas. EFE
___
Por Hernán Martín, EFE. Foto de familia del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (2i), junto a los asistentes a la XXIII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno que se celebra en Panamá. EFE/J.J.Guillen