Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Crece el temor por la suerte de los civiles atrapados cerca de Damasco

Las autoridades sirias investigan el cráter dejado por explosiones de dos coches bomba frente a un edificio militar de inteligencia del barrio de Qazaz en Damasco, Siria, el jueves 10 de mayo de 2012. Mientras las autoridades aseguran que el ataque fue perpetrado por insurgentes al frente del levantamiento contra el presidente Bashar Assad, un líder de la oposición en Siria aseguró el viernes 11 de mayo de 2012 que los agresores tienen vínculos con las fuerzas del país. (Foto AP/Bassem Tellawi)

El Cairo, 30 oct (EFE).- La Cruz Roja expresó hoy su preocupación por la crítica situación de los civiles que continúan atrapados en la zona de Muadamiya, en las afueras de Damasco, de donde ayer fueron evacuadas 1.800 personas, principalmente mujeres y niños.


Publicidad

Una portavoz de esta organización en Siria, Rima Kamal, dijo a Efe por teléfono que las autoridades no han permitido hasta ahora a los trabajadores de la Cruz Roja y la Media Luna Roja acceder a la zona, en manos de los rebeldes y cercada por las tropas del régimen.

Kamal explicó que la situación es extrema debido a la falta de suministros médicos y alimentos desde hace meses.

Se desconoce el número de civiles que continúan atrapados en Muadamiya, después de que en las ultimas semanas fueran evacuadas unas 7.000 personas.

La primera operación para permitir la salida de los civiles se llevó a cabo el pasado 12 de octubre y la última ayer, cuando lograron abandonar la zona 1.800 personas, en su mayoría mujeres y menores de edad.

La portavoz precisó que la Cruz Roja no ha participado en las negociaciones para lograr la evacuación de los civiles, llevadas a cabo exclusivamente entre la oposición y el régimen sirio.

Los miembros de la Cruz Roja y la Media Luna Roja se mantuvieron ayer fuera de la zona para facilitar el traslado de los civiles a varios campamentos ubicados en las afueras de Damasco.

Kamal señaló que entre los evacuados hay algunos enfermos y numerosos casos de malnutrición y fatiga extrema.

También lamentó que no se les haya otorgado permiso para entrar en la zona, pese haberlo pedido repetidamente, y agregó que otras poblaciones de la periferia de Damasco y de otras provincias sufren una situación similar.

Muadamiya fue una de las zonas afectadas por un ataque con armas químicas el pasado 21 de agosto, en el que la oposición siria denunció la muerte de más de mil personas.

La opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS) acusó del ataque al régimen sirio y advirtió recientemente de la preocupante situación de los civiles allí cercados.

Este ataque químico fue condenado por la comunidad internacional y llevó a EEUU y otros países aliados a amenazar con una intervención militar en Siria.

El mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, se reunió hoy en Damasco con el presidente, Bachar al Asad, para preparar la conferencia de paz de Ginebra 2, que tratará de dar una salida a el conflicto.

Pese a los esfuerzos mediadores, los bombardeos y los combates prosiguen en todo el país, donde hoy se registró un sangriento ataque de los rebeldes contra una población de mayoría alauí, la confesión de Al Asad, en la provincia central de Homs.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y la televisión oficial siria, once civiles, entre ellos mujeres, murieron en la aldea de Shaluj.

Las brigadas insurgentes irrumpieron en esta aldea y atacaron, además, un puesto de control del ejército, donde mataron a seis soldados, según el Observatorio. EFE