Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Seúl se plantea por primera vez la retirada de las sanciones al Norte

Seúl, 1 nov (EFE).- El Gobierno de Corea del Sur reconoció hoy por primera vez que se plantea la retirada de las sanciones comerciales a Corea del Norte que desde hace tres años bloquean el comercio entre ambos países.


Publicidad

“Seúl estudia el asunto con cuidado, pero la opinión pública está claramente dividida”, afirmó hoy el ministro Ryoo Kihl-jae, sobre la hipotética retirada de las sanciones que el Sur impuso al Norte en 2010 como respuesta al hundimiento de una corbeta que segó las vidas de 46 surcoreanos.

El ministro Ryoo, que realizó estas declaraciones durante una comparecencia en la Asamblea Nacional, dijo que el Gobierno debe sopesar todas las variables antes de dar cualquier paso en favor de la reducción o eliminación de las medidas punitivas contra Pyongyang.

Admitió, sin embargo, que será necesario suavizar las restricciones de viaje y de inversiones para cumplir el objetivo de internacionalizar y hacer más competitivo el complejo industrial de Kaesong, único proyecto económico conjunto actualmente vigente entre las dos Coreas.

Es la primera vez que el Gobierno de la conservadora Park Geun-hye se pronuncia oficialmente sobre la posible retirada de las sanciones al Norte, algo que hasta ahora rechazaba de plano debido a las difíciles relaciones con el vecino comunista.

Un diputado del progresista Partido Democrático, Jung Cheong-rae, exigió hoy al ministro de Unificación que retire las sanciones bajo el argumento de que han causado pérdidas económicas a Corea del Sur por valor de unos 8.840 millones de dólares.

En mayo de 2010 Corea del Sur culpó al Norte del hundimiento del buque surcoreano Cheonan, en el que murieron 46 marineros, y castigó a su vecino con la prohibición de todos los intercambios comerciales y de personal a excepción del parque industrial intercoreano de Kaesong.

El principal partido de la oposición ha solicitado en varias ocasiones el levantamiento de las sanciones, pero el Gobierno y el partido Saenuri de la presidenta Park se han negado bajo el argumento de que Corea del Norte niega su implicación en el suceso y rehúsa pedir disculpas.

Norte y Sur, cuyas relaciones pasan por una fase de estancamiento dentro de la habitual tensión bilateral, permanecen técnicamente enfrentadas desde la Guerra deCorea (1950-53), que concluyó con un armisticio nunca reemplazado por un tratado de paz. EFE