Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Novio de Greenwald cuestiona su arresto en Londres tras revelaciones de Snowden

El brasileño David Miranda, novio del periodista que divulgó en el diario “The Guardian” las filtraciones de Edward Snowden sobre espionaje estadounidense, cuestionó este miércoles ante la justicia británica su detención en agosto en Londres en aplicación de las leyes antiterroristas.


Publicidad

Los abogados de Miranda, que no estuvo presente, alegaron ante el Tribunal Superior de Londres que su arresto durante nueve horas en el aeropuerto de Heathrow y la confiscación de sus objetos personales, entre ellos el ordenador portátil, violaron su derecho a la libertad de expresión.

Los letrados sostienen que su detención no tuvo nada que ver con el terrorismo, sino que la Policía quería revisar el contenido de sus enseres personales, lo que implicaría un mal uso de la legislación antiterrorista.

Esta demanda es sobre el uso de unas competencias antiterroristas, que sólo pueden ser invocadas en aeropuertos y puertos, para confiscar material periodístico“, dijo el abogado del brasileño, Matthew Ryder, al inicio del proceso de dos días.

Miranda, que vive con el periodista Glenn Greenwald en Brasil, fue detenido en Heathrow el 18 de agosto, cuando estaba en tránsito de Alemania a Brasil, y fue interrogado y registrado por la Policía londinense en base a la sección 7 de la ley antiterrorista de 2000.

Nueve de sus objetos personales, entre ellos su portátil, su móvil, tarjetas de memoria y DVDs, fueron confiscados mientras permanecía bajo arresto.

Ryder argumentó hoy que las competencias antiterroristas “se ejercitaron para un uso impropio” y que el “propósito dominante” de los registros a su cliente no era averiguar si estaba involucrado en actos de terrorismo, sino “ayudar al servicio secreto a acceder a materiales en su posesión”.

El abogado incidió ante los tres jueces del Tribunal Superior en que el abuso de la legislación antiterrorista supuso “una interferencia desproporcionada en su derecho a la libertad de expresión”.

Ryder precisó que la medida contra Miranda se explicaba en el contexto del material obtenido y filtrado por el exconsultor de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense Edward Snowden, que desde junio se había divulgado en varios periódicos del mundo, entre ellos el británico “The Guardian”.

Greenwald, pareja de Miranda, fue el periodista que firmó los artículos para el rotativo londinense y, según explicó hoy el abogado al tribunal, Miranda “le ayudaba en su trabajo periodístico”.

El Tribunal Superior ya determinó que el material confiscado al brasileño sólo podía ser examinado si era relevante para la seguridad nacional y la protección del público.

Miranda le pide ahora que declare ilícita su detención, algo a lo que se oponen con argumentos en contra el ministerio del Interior y la Policía Metropolitana de Londres. EFE