Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Muere líder importante islamista en ataque del régimen sirio

Beirut, 18 nov (EFE).- El dirigente rebelde Abdelqader Saleh, líder de una de las facciones armadas más importantes en la ciudad siria de Alepo, la Brigada al Tauhid (monoteísmo), murió hoy a causa de las heridas sufridas en un ataque de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad.


Publicidad

En declaraciones a Efe, el coordinador del grupo insurgente y compañero de armas de Saleh, Adil Fostuk, confirmó su fallecimiento la pasada madrugada tras ser herido de gravedad en un ataque de la aviación del régimen el jueves pasado en esa localidad.

“Era como un hermano para nosotros, honesto y valiente. Su sonrisa nunca desaparecía, pese a las penalidades”, indicó Fostuk.

El coordinador de la Brigada al Tauhid señaló que la facción todavía no ha designado a un sucesor de Saleh, alias Hachi Marea, en referencia a su lugar de nacimiento.

Saleh fue herido en un bombardeo del régimen contra la escuela Al Musha, donde tenía su sede la comandancia de la Brigada al Tauhid.

En ese ataque también perdió la vida el responsable de seguridad de la facción insurgente, Yusef Abás, apodado Abu Tayeb, de cuya muerte informaron los activistas el pasado viernes, mientras que también resultó herido su comandante general y cabecilla político, Abdelaziz Salama.

Saleh, de 33 años de edad y originario del pueblo de Marea, fue el líder de la Brigada al Tauhid desde su fundación el 18 de julio de 2012.

Según su milicia, Saleh participó también en la defensa de la localidad de Al Quseir, en la provincia central de Homs, cuyo control arrebató el régimen a los rebeldes en junio pasado, y estuvo en los frentes de batalla de Alepo, en el norte del país.

En declaraciones a Efe, un portavoz de dicha brigada, Maruán Salem, que trató personalmente con Saleh, afirmó que el difunto “estaba siempre en primera línea de batalla, incluso en los choques recientes en la base 80”, junto al aeropuerto de Alepo.

Salem dijo que el fallecido tenía esposa y cinco hijos, y que antes de involucrarse en la lucha armada se dedicaba al comercio de alimentos.

En opinión del profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Americana de Beirut, Hilal Jashan, la muerte de Saleh no va a socavar la fortaleza de la Brigada al Tauhid.

Jashan destacó que el fallecido era muy popular entre sus seguidores y que, aunque era muy religioso, “era moderado y humilde en sus puntos de vista, en ningún caso era un extremista”.

El experto apuntó que la Brigada al Tauhid es, con unos 5.000 militantes, la facción más importante no vinculada a Al Qaeda en el norte de Siria, después de los yihadistas Estado Islámico de Irak y del Levante y del Frente al Nusra.

“La Brigada al Tauhid no es un grupo yihadista, opera dentro de los límites de Siria y su objetivo es lograr un cambio político en el país que lleve a la creación de un Estado musulmán”, explicó Jashan.

El analista detalló que esta brigada está vinculada a los Hermanos Musulmanes y que recibe el apoyo de Turquía. Antes, también lo recibía de Catar, pero lo perdió después de que Doha diera un paso atrás en su implicación en el conflicto a favor de Arabia Saudí, a quien “no le gusta la Hermandad”, indicó.

Por otro lado, las hostilidades continuaron hoy en Alepo y su periferia, donde las Fuerzas Armadas se hicieron con el control del pueblo de Duairina.

Al menos 18 efectivos leales al presidente Bachar al Asad y diez combatientes yihadistas perdieron la vida en enfrentamientos desencadenados después de que miembros del Estado Islámico irrumpieran en la localidad de Tel Aran, tomada por el régimen, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

También se registraron choques en el poblado de Tel Hasel, entre Alepo y Tel Aran, cuyo control recuperó el viernes el Ejército.

Mientras, en el pueblo de Batbu, al oeste de Alepo, el Estado Islámico tomó el control de la comisaría y del ayuntamiento después de que su alcalde se proclamara partidario de los yihadistas.

Alepo, la mayor localidad del norte de Siria, fue blanco de una gran ofensiva de los rebeldes a finales de julio de 2012 y de otras operaciones importantes posteriores, lo que les permitió dominar amplias zonas de la ciudad, aunque no lograron hacerse con el control total de la localidad. EFE