Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Capturan a exgeneral colombiano por asesinato de Luis Carlos Galán

Bogotá, 20 nov (EFE).- El general en retiro de la Policía y exjefe de la desaparecida central de inteligencia colombiana Miguel Maza Márquez fue capturado hoy por agentes de la Fiscalía por su supuesta responsabilidad en el asesinato del excandidato presidencial Luis Carlos Galán, ocurrido en 1989.


Publicidad

Agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía arrestaron a Maza Márquez en su residencia en Bogotá, tan sólo horas después de que el fiscal general, Eduardo Montealegre, anunciara la orden de detención preventiva en su contra por un crimen que calificó como de “lesa humanidad”.

Esta es la tercera orden de detención que libra la justicia colombiana contra Maza Márquez por el asesinato de Galán a manos de sicarios el 18 de agosto de 1989, cuando participaba en un mitin como candidato presidencial del Partido Liberal.

En la época en que ocurrió el magnicidio, Maza Márquez era director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, inteligencia estatal), cargo que ocupó entre 1985 y 1991.

Según el fiscal, ese organismo de seguridad desatendió las condiciones de seguridad del político liberal en una época en la que el país libraba una guerra contra el narcoterrorismo de los carteles de las drogas que se oponían a la extradición, a favor de la cual estaba Galán.

Maza Márquez es investigado por los delitos de homicidio agravado con fines terroristas y concierto para delinquir, relacionados también con las muertes de un escolta y un concejal en el mismo atentado en el que murió Galán, perpetrado en Soacha, localidad a las afueras de Bogotá.

El general en retiro ha sido detenido y puesto en libertad en dos ocasiones anteriores, la última en enero de 2012 cuando la Corte Suprema declaró nulo el proceso en su contra y fue derivado a su fuero por pertenecer al DAS, pese a que la justicia ordinaria dejó a salvo las pruebas que lo vinculaban con el caso. EFE