Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Oposición y gobierno sirios irán a diálogo de paz

Siria (AP) — El gobierno de Siria y el líder del principal grupo de oposición respaldado por Occidente confirmaron el miércoles su participación en las conversaciones patrocinadas por la ONU tendientes a poner fin a la guerra civil.


Publicidad

Pero ambas partes tienen opiniones diferentes de lo que el diálogo podría dejar: la oposición ve emergiendo un gobierno de transición mientras que Damasco insiste en que no cederá el poder.

La ONU anunció el lunes que el demorado diálogo de paz comenzará el 22 de enero en Ginebra. La reunión, que sería el primer encuentro cara a cara entre el gobierno del presidente Bashar Assad y sus adversarios desde que comenzó la guerra civil en Siria, ha despertado esperanzas de encontrar una solución a un conflicto que, según activistas, lleva más de 120.000 muertos.

En una declaración el miércoles, la cancillería siria confirmó que el gobierno participará y que Assad enviará una delegación oficial a la reunión en Suiza. El ministerio destacó que los representantes “no irán a Ginebra para ceder el poder a nadie”, sino a reunirse con aquellos “que apoyan una solución política para el futuro de Siria”.

La oposición también se dijo lista para asistir. “Hemos presentado en nuestra última junta de la coalición una visión completa y clara respecto de asistir a Ginebra 2 (la conferencia) y fue aprobada con el consenso del grupo, y ahora estamos dispuestos dentro de este espíritu”, dijo

Ahmad al-Jarba, jefe de la Coalición Nacional Siria.

El grupo de oposición había dicho previamente que estaba dispuesto a asistir, pero que quería que el gobierno estableciera corredores de ayuda humanitaria y dejara en libertad a prisioneros políticos como una medida para suscitar confianza antes de tomar una decisión definitiva.

Al-Jarba reiteró la postura de la oposición siria y sus partidarios occidentales: que Assad no puede formar parte de un gobierno de transición.

En tanto, la cancillería siria dijo que si París y Londres “insisten en aferrarse a esas ilusiones” de que no hay lugar para Assad en un período de transición, “entonces no hay necesidad de que asistan a Ginebra 2”.

“Nuestro pueblo no permitirá a nadie privarle de su derecho a decidir su futuro y sus líderes, y el objetivo central de la reunión de Ginebra es satisfacer los intereses del pueblo sirio solamente, y no de aquellos que derraman su sangre”, afirmó el comunicado.

El derramamiento de sangre no es más que uno de muchos enormes obstáculos que existen de cara a las negociaciones. La lista completa de participantes todavía no se decide.

Al-Jarba indicó que el grupo rechaza la participación de Irán en la conferencia a menos que retire a sus fuerzas que combaten a favor de Assad. El grupo extremista libanés Jezbolá, respaldado por Teherán, apoya a las tropas sirias. La Guardia Revolucionaria iraní ha dicho que tiene asesores de alto nivel en Siria pero ha negado tener combatientes ahí.

Los intentos previos para llevar a las dos partes a la mesa de negociaciones han fallado hasta ahora. Las disputas se han centrado en quién debería representar a ambas; si deberían participar Irán, Arabia Saudí y otras potencias regionales y, sobre todo, si Assad permanecerá en su cargo en el futuro.

Funcionarios sirios han dicho que Assad no cederá el poder y que incluso podría postularse para las elecciones de mediados del 2014.

Su gobierno mejoró su posición negociadora con una serie de victorias en el terreno durante el mes pasado, en las que capturó varios suburbios en poder de los rebeldes en suburbios de Damasco y dos pueblos en las cercanías de la ciudad norteña de Alepo.

En Washington, la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki dijo que el objetivo del encuentro en Ginebra debe ser un gobierno de transición.

En el terreno, las fuerzas de Assad se enfrentaron con rebeldes el miércoles en suburbios del este de la capital. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, reportó que al menos 17 rebeldes murieron, además de un número indeterminado de combatientes del gobierno.

Foto del 30 de mayo de 2012 de una refugiada siria y su hijo que huyeron de su casa en el poblado sirio de Tal-Kalakh. (Foto AP/Hussein Malla, Archivo)

Foto del 30 de mayo de 2012 de una refugiada siria y su hijo que huyeron de su casa en el poblado sirio de Tal-Kalakh. (Foto AP/Hussein Malla, Archivo)

En estsa foto difundida por la agencia noticiosa oficial siria SANA se ven los escombros de una estación de autobuses que fue atacada por un coche-bomba en Sumariya, al sudoeste de Damasco, Siria, el martes 26 de noviembre del 2013. (AP Foto/SANA)

En estsa foto difundida por la agencia noticiosa oficial siria SANA se ven los escombros de una estación de autobuses que fue atacada por un coche-bomba en Sumariya, al sudoeste de Damasco, Siria, el martes 26 de noviembre del 2013. (AP Foto/SANA)