Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Oposición en las calles exige renuncia del gobierno de Tailandia

Durante el día, la policía repelió a turbas de manifestantes armados con piedras y bombas incendiarias que trataban de ingresar a la fuerza en la sede central del gobierno el domingo, mientras se escuchaban disparos en Bangkok y la primera ministra escapó de un complejo policial, en la mayor escalada de la crisis política en el país.

BANGKOK (AP) — El líder de los manifestantes que se oponen al gobierno de Tailandia dijo inesperadamente que se reunió con la primera ministra el domingo después de un día de enfrentamientos entre sus simpatizantes y la policía pero la desafió al decirle que no aceptarán nada que no sea la renuncia del gobierno y su sustitución por un concejo designado.


Publicidad

Suthep Thaugsuban dijo que su reunión con la primera ministra Yingluck Shinawatra fue auspiciado por las fuerzas armadas tailandesas, que son neutrales en el conflicto, según dijo. Su relato del desafío recibió la aclamación de sus simpatizantes.

Durante el día, la policía repelió a turbas de manifestantes armados con piedras y bombas incendiarias que trataban de ingresar a la fuerza en la sede central del gobierno el domingo, mientras se escuchaban disparos en Bangkok y la primera ministra escapó de un complejo policial, en la mayor escalada de la crisis política en el país.

Las protestas, que buscan derrocar el gobierno de Yingluck Shinawatra, han generado temores de una prolongada inestabilidad en una de las mayores economías del sudeste asiático. El domingo fue el primer día que la policía usa la fuerza desde que comenzaron las protestas hace una semana, una estrategia riesgosa que muchos temen pudiera causar más violencia.

Al menos cuatro personas han muerto y 53 resultado heridas en choques hasta ahora, de acuerdo con la policía y los servicios médicos de emergencia del estado. La mayoría de las víctimas ocurrieron en un estadio en Bangkok donde se escucharon disparos el domingo por segundo día consecutivo y el cadáver de un manifestante con un balazo en el pecho yacía en el suelo.

Yingluck se pasó la mañana en reuniones en un complejo de policía en Bangkok, pero se escapó a un lugar no identificado y canceló una entrevista con reporteros luego que más de un centenar de manifestantes intentasen ingresar al complejo, de acuerdo con su secretaria, Wim Rungwattanajinda.

Varios manifestantes entrevistados por The Associated Press, sin embargo, no sabían que Yingluck estaba en el complejo policial. Aquellos que lograron ingresar se quedaron apenas unos pocos minutos, y Wim dijo que no se acercaron al edificio en el que estaba la primera ministra.

Manifestantes opositores atacan un autobús con personas que sospechan se dirigen a un acto de respaldo al gobierno en Bangkok, la capital de Tailandia, el sábado, 30 de noviembre del 2013. (Foto AP/Wason Wanichakorn)

Manifestantes opositores atacan un autobús con personas que sospechan se dirigen a un acto de respaldo al gobierno en Bangkok, la capital de Tailandia, el sábado, 30 de noviembre del 2013. (Foto AP/Wason Wanichakorn)

Los manifestantes sitiaron al menos tres canales de televisión exigiendo la transmisión de las protestas desde el punto de vista opositor y no el del gobierno. Uno de esos canales es operado por el gobierno, otro es propiedad de las fuerzas militares y el tercero es independiente.

Los manifestantes, que en su mayoría apoyan al opositor Partido Demócrata, exigen la renuncia de la premier, a quien acusan de ser títere de su hermano, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, derrocado en un golde de Estado militar en 2006 tras acusaciones de corrupción y abuso de poder. Los detractores desean reemplazar el gobierno electo de Yingluck con un “consejo del pueblo, pero no han indicado qué significa eso.

Más de 1.000 manifestantes trataron de derribar barreras de concreto en las afueras de la Casa de Gobierno pero la policía los hizo retroceder con gas lacrimógeno y cañones de agua. A pocos kilómetros (millas) de distancia, la policía hizo que otro grupo de manifestantes retrocediera frente a la principal comisaría de la policía de Bangkok.

“Todos somos hermanos y hermanas”, dijo la policía con un altavoz antes de disparar gas lacrimógeno. “Por favor no traten de ingresar”.

También el domingo, varios centros comerciales del centro de Bangkok cerraron sus puertas y la policía bloqueó el acceso a sus oficinas federales.

Las tensiones empezaron a intensificarse el sábado por la noche después de que grupos a favor y en contra del gobierno se enfrentaron en un vecindario del noreste de Bangkok y hombres armados no identificados mataron a tiros a dos personas. Al menos otras 45 resultaron heridas.

Disparos fueron realizados en la misma zona el domingo, pero se desconoce quién fue responsable o quién era el objetivo del ataque, dijo el coronel de la policía Narongrit Promsawat. Los actos de violencia ocurrieron cerca de un estadio donde se lleva a cabo una marcha a favor del gobierno.

Aparentemente, algunos de los disparos del domingo fueron realizados hacia las instalaciones de la Universidad Ramkhamhaeng, de acuerdo con su rector Wutthisak Larpcharoensap.

___