Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corea del Norte informó que seguirá su carrera espacial

Seúl, 12 dic (EFE).- Corea del Norte reiteró hoy su voluntad de proseguir su carrera espacial en el aniversario de la puesta en órbita de su primer satélite, un hito histórico para el país que sin embargo recibió una amplia condena internacional por presuntamente encubrir un ensayo de misiles.

Foto de Archivo: La República.

Seúl, 12 dic (EFE).- Corea del Norte reiteró hoy su voluntad de proseguir su carrera espacial en el aniversario de la puesta en órbita de su primer satélite, un hito histórico para el país que sin embargo recibió una amplia condena internacional por presuntamente encubrir un ensayo de misiles.


Publicidad

El régimen comunista de Kim Jong-un dejó clara una vez más su postura en un editorial del diario estatal Rodong, en el que abogó por seguir buscando la conquista del espacio “con fines pacíficos” como uno de los motores del “desarrollo económico” del país.

En el editorial, Pyongyang aprovechó para volver a criticar las sanciones que la ONU impone a su programa espacial.

El 12 de diciembre de 2012, Corea del Norte lanzó el cohete de largo alcance Unha-3, que logró poner en órbita el satélite de observación Kwangmyongsong-3, sumándose así al limitado grupo de alrededor de una decena de países que han logrado colocar uno de estos dispositivos en el espacio.

A instancias de Corea del Sur y EEUU, la comunidad internacional condenó ampliamente la acción norcoreana al considerarlo un ensayo encubierto de misiles, algo vetado expresamente al régimen de Kim Jong-un por resoluciones anteriores de la ONU.

Como consecuencia del lanzamiento, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas impuso en enero nuevas sanciones al país comunista, entre ellas, la congelación de activos del Comité Coreano de Tecnología Espacial encargado del lanzamiento y de otros organismos norcoreanos.

Desde el lanzamiento del Unha-3 en 2012, Corea del Norte apenas ha hecho referencia en sus medios estatales a la actividad del satélite, lo que según expertos surcoreanos podría indicar que no funciona correctamente.

Los lanzamientos de satélites por parte de Pyongyang, que ya acumulaba tres intentos fallidos antes del definitivo, son una de las principales fuentes de tensión con Seúl y Washington, junto al programa de desarrollo de armas nucleares del Estado gobernado por Kim Jong-un.

Tanto Corea del Sur como EEUU y gran parte de la comunidad internacional temen la posibilidad de que el imprevisible régimen totalitario de Corea del Norte logre instalar cabezas nucleares en misiles de medio y largo alcance, algo que no ha logrado hasta la fecha, según la mayoría de los expertos. EFE