Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cuatro muertos por temporal en Europa esta Navidad

Al menos cuatro personas han muerto -tres en el Reino Unido y una en Francia– por el temporal de lluvia y viento.

Al menos cuatro personas han muerto -tres en el Reino Unido y una en Francia– por el temporal de lluvia y viento -con rachas de hasta 144 kilómetros por hora- que recorre Europa occidental esta Navidad y que ha causado grandes perturbaciones, sobre todo en la red de transportes.


Publicidad

Una mujer falleció en un accidente de coche en Inglaterra, lo que eleva a tres el número de muertos por el temporal de lluvia y viento que azota el Reino Unido.

La mujer murió al colisionar su vehículo “en condiciones meteorológicas adversas” en el condado de Shropshire, según han informado los servicios de emergencia, después de que fallecieran ayer un hombre y otra mujer al caer al río en poblaciones del norte de Inglaterra y Gales.

El aeropuerto de Gatwick, al sur de Londres, ha cancelado varios vuelos debido a un corte eléctrico en su terminal norte, mientras que el resto puede sufrir retrasos, así como los de Heathrow, al oeste de la ciudad, el principal del Reino Unido y uno de los más importantes de Europa.

La mayor parte de la red ferroviaria británica experimenta problemas por la tormenta, con más de 35 árboles caídos en las vías, y se han suspendido servicios de ferry al tiempo que se han cortado algunas rutas por carretera.

La Oficina Meteorológica británica mantiene la alerta por el mal tiempo, que se espera afecte especialmente en las próximas horas a Escocia e Irlanda del Norte, donde los vientos podrían alcanzar 144 kilómetros por hora.

En Francia, un niño resultó muerto como consecuencia del hundimiento de un muro, un marinero está desaparecido y 145.000 hogares quedaron privados de electricidad como consecuencia del temporal de viento y lluvia que azota la parte norte y oeste del país.

En el momento más fuerte del temporal, esta mañana, llegaron a estar sin luz hasta 240.00 hogares, según informó la red de distribución de la eléctrica pública, ERDF.

Por otra parte, sigue en paradero desconocido un marinero de nacionalidad rusa que cayó anoche de un barco de bandera holandesa a unos 200 kilómetros al noroeste de Brest, y cuya búsqueda tuvo que ser suspendida por las fuertes ráfagas de viento.

El marinero fue lanzado al mar cuando el navío en el que viajaba atravesaba una zona con olas de más de seis metros y vientos de más de 120 kilómetros por hora.

El transporte se ha visto afectado, con perturbaciones del tráfico aéreo en los aeropuertos de la zona y también en los trenes.

La previsión meteorológica indica que se mantendrán las lluvias hasta la madrugada del miércoles, así como que los vientos amainen ligeramente.

Las ráfagas más potentes se registraron en el departamento de los Pirineos Atlánticos, con una velocidad de 228 kilómetros por hora, al igual que en la montaña “Pic du Midi”, donde alcanzaron los 221, e incluso en lo alto de la Torre Eiffel, punto en el que llegaron a los 144 kilómetros por hora, indicó el servicio de meteorología Météo France.

En Bélgica, la borrasca ha causado por el momento perturbaciones mínimas con algún incidente aislado y alteraciones en la red de tranvías de la capital del país.

Las fuertes rachas de viento, de más de 100 kilómetros por hora, y las intensas lluvias se han dejado sentir tanto en la costa como en el interior del país.

En Bruselas, el parque del bois de La Cambre ha sido cerrado al público por precaución y varias líneas de tranvía han tenido que interrumpir sus servicios y ofrecer rutas de autobús alternativas.

En la región de Flandes, al norte del país, se han registrado daños menores en Brujas, Kortrijk y Ostende, por la caída de árboles o ramas.

El norte de España ha sido la zona más afectada por la borrasca profunda que desde esta madrugada barre la península Ibérica de oeste a este y que ha dejado ya cuatro heridos, el descarrilamiento de un tren sin víctimas, cortes de luz en miles de hogares, vías cortadas, caídas de árboles y vuelos cancelados. EFE