Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rebeldes sirios capturan base de Al-Qaeda

Líbano (AP) — Insurgentes sirios tomaron control el miércoles de un hospital utilizado como base de una filial de al-Qaida en la ciudad norteña de Alepo, parte de una campaña creciente contra el grupo extremista en el norte de Siria controlado por la oposición, dijeron activistas.

Rebeldes sirios. Foto de Archivo: La República.

Líbano (AP) — Insurgentes sirios tomaron control el miércoles de un hospital utilizado como base de una filial de al-Qaida en la ciudad norteña de Alepo, parte de una campaña creciente contra el grupo extremista en el norte de Siria controlado por la oposición, dijeron activistas.


Publicidad

La captura del hospital muestra la intensidad de los combates intestinos de la insurgencia que se han extendido durante días, en los que una coalición de grupos rebeldes combate a milicianos del Estado Islámico en Irak y el Levante, sus ex aliados.

Un portavoz de este grupo se comprometió a aplastar a la coalición que lo combate.

“Sepan que tenemos ejércitos en Irak y Siria… se los advertimos”, afirmó el vocero conocido como Abu Mohammed al-Adnani en un corto de audio colocado durante la noche en cibersitios extremistas. “Los aplastaremos y mataremos a la conspiración en su cuna”.

El portavoz también declaró la guerra contra los chiíes en Irak, Siria, Líbano y Yemen, a los que los extremistas suníes consideran su principal enemigo.

Una caótica mezcla de grupos rebeldes en Siria, incluidas facciones islámicas, decidieron dirigir sus armas contra los combatientes del Estado Islámico el viernes pasado. Desde entonces los enfrentamientos se han convertido en las luchas intestinas más graves desde que comenzó el alzamiento popular contra el presidente sirio Bashar Assad en marzo de 2011.

Los combates entre rebeldes comenzaron después de que las tensiones entre ellos, que llevaban meses acumulándose, alcanzaron un punto álgido luego de reportes de que los milicianos de al-Qaida habían torturado y asesinado a un conocido médico.

Desde entonces los combates se han extendido desde la provincia norteña de Alepo a la cercana Idlib y a la provincia de Raqa, bastión del Estado Islámico. Al menos 300 personas han perdido la vida en las luchas intestinas durante los últimos cinco días, dijo Rami Abdurrahman, jefe del Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

La captura del hospital fue un impulso para los rebeldes, que apenas el día anterior sufrieron 20 bajas al estallar un automóvil conducido por un suicida de al-Qaida en la ciudad norteña de Darkush, de acuerdo con activistas.

El Observatorio y otros activistas reportaron que decenas de detenidos por los extremistas han sido puestos en libertad. El Centro de Medios de Comunicación de Alepo calcula que esa cifra es de alrededor de 300.

Mientras tanto, funcionarios suecos y de la Cruz Roja dijeron que dos periodistas de Suecia secuestrados en Siria en noviembre han sido liberados.

La cancillería sueca reportó la liberación del reportero Magnus Falkehed y el fotógrafo Niclas Hammarstrom, e indicó que ambos están recibiendo asistencia de diplomáticos suecos en Beirut. Hasta el momento no había más detalles sobre quién los raptó ni cómo fueron liberados.

Al continuar las luchas intestinas entre los insurgentes, también siguieron los enfrentamientos con las fuerzas de Assad.

En Duma, un poblado cercano a la capital Damasco, tres personas y un niño murieron y varios resultaron heridos después de un ataque aéreo gubernamental sobre una casa, reportaron el Observatorio y otro grupo activista, los Comités de Coordinación Local.

En esta foto del domingo, 15 de diciembre del 2013 proveída por el Aleppo Media Center AMC y cuyo autenticidad ha sido verificada sobre la base de su contenido y otros reportes de la AP, sirios están parados junto a los cadáveres de personas muertas durante un bombardeo aéreo del gobierno contra un barrio rebelde en la ciudad de Alepo.  (Foto AP/Aleppo Media Center, AMC)

En esta foto del domingo, 15 de diciembre del 2013 proveída por el Aleppo Media Center AMC y cuyo autenticidad ha sido verificada sobre la base de su contenido y otros reportes de la AP, sirios están parados junto a los cadáveres de personas muertas durante un bombardeo aéreo del gobierno contra un barrio rebelde en la ciudad de Alepo. (Foto AP/Aleppo Media Center, AMC)

Una imagen de periodistas ciudadanos cedida por el Centro de Medios de Alepo, cuya autenticidad ha sido verificada en base a su contenido y otras labores noticiosas de la AP, muestra a sirios que sostienen el Corán durante una manifestación para detener los combates entre el Estado Islámico en Irak y el Levante y otros rebeldes en Alepo, Siria, el lunes 6 de enero de 2014. (Foto AP/Centro de Medios de Alepo AMC)

Una imagen de periodistas ciudadanos cedida por el Centro de Medios de Alepo, cuya autenticidad ha sido verificada en base a su contenido y otras labores noticiosas de la AP, muestra a sirios que sostienen el Corán durante una manifestación para detener los combates entre el Estado Islámico en Irak y el Levante y otros rebeldes en Alepo, Siria, el lunes 6 de enero de 2014. (Foto AP/Centro de Medios de Alepo AMC)