Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Europa pedirá garantías a Cuba para nuevo acuerdo

José Manuel García-Margallo, Canciller de España. EFE

MADRID (AP) — La Unión Europea mantendrá la política de restricciones a Cuba de la Posición Común hasta que se alcance un nuevo acuerdo con la isla, que deberá incluir garantías de respeto a los derechos humanos, dijo este lunes el gobierno español.


Publicidad

En ningún caso se ha hablado de derogar la Posición Común, se ha hablado de dar un mandato a la Comisión Europea para que explore la posibilidad de llegar a un acuerdo de asociación (con Cuba)“, dijo el canciller español José Manuel García-Margallo en Bruselas. “Un acuerdo que tiene como elemento capital el respeto a los derechos humanos“, afirmó.

La Posición Común, impulsada por el ex presidente español José María Aznar en 1996, impone un cierto bloqueo a las relaciones entre Bruselas y La Habana. La finalidad es condicionar cualquier diálogo a “avances en democracia y en el estado de los derechos humanos” en Cuba.

Después de una serie de reformas impulsadas por el presidente cubano Raúl Castro, incluidas la posibilidad de los cubanos de viajar fuera de la isla y la de gestionar pequeños negocios, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, anunció el viernes en Madrid que Bruselas estudiaba revisar su relación bilateral con La Habana.

García-Margallo admitió que la normalización de relaciones con Cuba se abordará en el próximo consejo de cancilleres europeos el 10 de febrero. Pero, al igual que Durao Barroso, precisó que cualquier avance estará condicionado a garantías de respeto a los derechos humanos por parte de las autoridades de la isla.

Si hay unanimidad entre los ministros europeos, se iniciarán los contactos formales para un acuerdo de asociación, que profundizaría en el diálogo político y la cooperación entre Europa y la isla. Mientras tanto, la Posición Común seguirá vigente.

Solamente si ese acuerdo de asociación llega a buen puerto, es decir, si se garantiza el respeto de los Derechos Humanos, entre otros temas, el acuerdo de asociación sustituiría la Posición Común“, añadió el ministro español.

La Posición Común se revisa anualmente y cualquier modificación debe ser ratificada por los 28 estados miembros de la unión. El anterior gobierno socialista español intentó suprimirla en 2010, pero no logró el consenso suficiente.

Las restricciones de esa política no tienen nada que ver con el embargo estadounidense, vigente desde la década de 1960. La Unión Europea es el segundo socio comercial de la isla, sólo por detrás de Venezuela, según datos de Bruselas. No obstante, Cuba —junto a otros países— perdió el 1 de enero del 2014 importantes ventajas arancelarias a sus exportaciones al viejo continente tras salir de la lista de “países más necesitados” que elabora el bloque.