Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Kerry dice que Al Asad ha mejorado su posición pero no está ganando

Washington, 5 feb (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, admitió hoy que el presidente sirio, Bachar Al Asad, ha mejorado su posición en Siria pero “no está ganando” y negó que la respuesta estadounidense a ese conflicto haya fracasado.


Publicidad

“Es justo decir que Al Asad ha mejorado un poco su posición, sí. Pero aún así, no está ganando. Estamos en un punto muerto”, dijo Kerry en una entrevista con la cadena CNN.

No obstante, Kerry negó que él opine que la política estadounidense en Siria ha fracasado, como afirmaron esta semana los senadores republicanos John McCain y Lindsey Graham.

“La política en Siria es simplemente demasiado difícil. No voy a excusarme; queremos que esto (la política) se mueva más rápido, queremos que tenga mejores resultados”, afirmó Kerry.

“Lo que quiero decir es que la diplomacia es dura, es un trabajo lento y difícil. Pero estamos empezando a ver el contorno de cómo podríamos llegar a un resultado”, agregó.

El Gobierno del presidente de EE.UU., Barack Obama, continuó, “siempre está en un proceso de reevaluar si hay algo más que se pueda o se deba hacer” respecto aSiria y trabaja “con el Congreso, e internamente, para determinar si hay formas de conseguir una respuesta mejor de los rusos o de Al Asad”.

Kerry recordó que Obama también ha opinado en ocasiones que es necesario hacer más para contrarrestar al régimen de Bachar Al Asad sobre el terreno, incluida la opción de proporcionar armas a los rebeldes.

“El presidente ha dicho lo mismo; esto no es una divergencia (de opinión)”, señaló.

El conflicto que vive Siria desde marzo de 2011, cuando surgieron una serie de protestas con el Gobierno de Al Asad, ha causado ya unos 136.000 muertos, mientras que seis millones de personas se han visto obligadas a desplazarse y más de dos millones se han refugiado en los países vecinos, de acuerdo con las cifras de Naciones Unidas.

Los senadores McCain y Graham declararon el pasado domingo que Kerry les confesó durante un encuentro privado en la Conferencia de Seguridad de Munich que, en su opinión, la política estadounidense en Siria está fracasando y que es necesario avanzar hacia una estrategia más agresiva que incluya armar a los rebeldes.

Según indicó Graham, “(Kerry) reconoció que (el régimen sirio) se está echando atrás en cuanto a (la entrega de) las armas químicas, que los rusos siguen proporcionando armas (al Gobierno sirio, y) que ahora estamos en un punto en el que vamos a tener que cambiar nuestra estrategia”.

El Departamento de Estado negó el lunes que ese fuera el análisis de Kerry y subrayó que el titular de Exteriores no planteó “en ningún momento” del encuentro la posibilidad de armar a los rebeldes sirios.

“Los miembros (del Congreso) están proyectando lo que quieren oír y no están planteando de forma precisa los hechos de lo que se debatió (en el encuentro)”, afirmó la portavoz de Kerry, Jen Psaki.

Un alto funcionario estadounidense admitió el viernes que no es probable que haya avances en la próxima ronda de negociaciones entre el Gobierno sirio y la oposición en Ginebra y reconoció que EE.UU. está frustrado ante la lentitud de Al Asad a la hora de entregar sus armas químicas y su negativa a abrir un corredor humanitario. EFE