Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Israel alerta por posible atentado con avión desaparecido

Israel reforzó su defensa aérea y pide a las aeronaves civiles que se acercan a su territorio que se identifiquen antes de lo establecido por protocolos normales, porque sospecha que el avión desaparecido de Malaysia Airlines sea usado para un ataque terrorista, informó el diario The Times of Israel.

Israel reforzó su defensa aérea y pide a las aeronaves civiles que se acercan a su territorio que se identifiquen antes de lo establecido por protocolos normales, porque sospecha que el avión desaparecido de Malaysia Airlines sea usado para un ataque terrorista, informó el diario The Times of Israel.


Publicidad

La posibilidad de que el aparato sea utilizado en un atentado está en el terreno de la especulación, pero parece que Israel la está tomando muy en serio.

Aunque se presumía que el Boeing 777 de Malaysia Airlines se había estrellado en el océano, las transmisiones pasivas por satélite de la aeronave indican que hizo un cambio de rumbo deliberado y pudo haberse dirigido hacia el norte, a Asia central.

Un informe técnico, citado por el portal Actualidad RT, indica que el avión pudo volar cuatro horas tras desaparecer de los radares y cubrir una distancia de 4,000 kilómetros, con lo que se sospecha pudo haber llegado hasta el Mar Arábigo, frente a Pakistán.

Dicho país anunció que el vuelo nunca fue detectado por su radar, pero algunos expertos sugieren que el avión pudo haber aterrizado en Bangladesh, cuyo sistema de defensa aérea es aparentemente más débil.

Otra versión señala que radares militares detectaron un avión al noroeste de Malasia a la misma hora de la desaparición del vuelo MH-370 y que la aeronave pudo volar hasta las islas Andamán.

Finalmente, una fuente citada por la agencia de noticias Bloomberg afirma que la última transmisión vía satélite del avión desaparecido se detectó al oeste de Australia, en el océano Índico.