Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Condenan a un año de prisión a fuente de un periodista estadounidense

Un tribunal estadounidense condenó hoy a trece meses de cárcel a un exanalista del Departamento de Estado que filtró a un periodista de Fox News

Washington, 2 abr (EFE).- Un tribunal estadounidense condenó hoy a trece meses de cárcel a un exanalista del Departamento de Estado que filtró a un periodista de Fox News información sobre Corea del Norte, por poner en riesgo la seguridad nacional.


Publicidad

La juez federal del Distrito de Columbia Colleen Kollar-Kotelly leyó la sentencia hoy, después de que el exanalista de inteligencia Stephen Jin-Woo Kim se declarara en febrero culpable de haber violado la polémica Ley de Espionaje al filtrar información sobre Corea del Norte a James Rosen, corresponsal de Fox News en Washington.

El caso ha sido especialmente polémico por las tácticas utilizadas por el Buró Federal de Investigación (FBI) para dar con la filtración de información, que incluyeron el espionaje de la cuenta de correo electrónico del periodista.

Con el intento de justificar el presunto espionaje del reportero el FBI llegó a calificarlo de posible “colaborador o cómplice” de un delito, algo que elevó las críticas contra el Departamento de Justicia por interferir en la labor de los informadores y la libertad de prensa.

La defensa de Kim ha rebatido el argumento de que la información filtrada por su cliente vulneraba la seguridad nacional, supusiera una traición a EE.UU. o permitiera al régimen comunista norcoreano conocer qué información manejaba la inteligencia estadounidense.

Rosen fue investigado en 2010 después de publicar en 2009 una información en la que decía que Corea del Norte estaba preparando un ensayo nuclear en respuesta a las nuevas sanciones de las Naciones Unidas.

El artículo revelaba que la CIA había llegado a esa conclusión gracias a fuentes dentro de Corea del Norte, unos detalles que estaban en un informe de alto secreto distribuido poco antes de la publicación a un reducido grupo de expertos gubernamentales, incluido Kim.

El abogado defensor de Kim dijo que las motivaciones de su cliente fueron simplemente atraer más atención pública a los peligros del programa nuclear norcoreano.

La defensa ha intentado argumentar que las filtraciones de Kim, de 46 años, a un periodista son mucho menos graves y más limitadas que las realizadas por el exanalista externo de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden o el analista militar de inteligencia Bradley (Chelsea) Manning a WikiLeaks.

El caso de Kim y Rosen fue, junto con el espionaje de los registros telefónicos de Associated Press para desenmascarar fuentes, el detonante de crítica de la prensa contra la Administración del mandatario estadounidense, Barack Obama, por acusar con la Ley de Espionaje a los periodistas y sus fuentes.

Finalmente, la Casa Blanca ordenó al Departamento de Justicia una revisión de sus prácticas para reducir los supuestos de espionaje a la prensa. EFE