Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Europa adopta ley de neutralidad en internet

AMSTERDAM, Holanda (AP) — El Parlamento Europeo adoptó este jueves un nuevo proyecto de ley de “neutralidad en internet” que prohíbe a los proveedores del servicios dar preferencia a ciertos tipos de tráfico en sus redes —como la transmisión de películas— cuando obtienen ganancias por ello.


Publicidad

La legislación respondió a los temores de que los proveedores den su banda ancha a personas y empresas dispuestas a pagar más, frenando el uso de internet para otros.

El proyecto prohíbe además a las empresas de telecomunicaciones bloquear o reducir los servicios de internet como Skype o WhatsApp para evitar que compitan con sus propias ofertas.

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Neelie Kroes, autora del proyecto de ley, dijo que la votación de 534 votos a favor y 25 en contra, fue “histórica”.

La votación fue recibida con entusiasmo por los grupos de protección al consumidor y los defensores de la libertad en internet, al mismo tiempo que desagradó a las empresas de telecomunicaciones, según las cuales les niega sistemáticamente la oportunidad de obtener ganancias necesarias para innovar e invertir en nueva capacidad.

La política europea es ahora diametralmente opuesta a la de Estados Unidos, donde una ley de neutralidad en internet fue derogada en enero. Desde entonces, Netflix ha dialogado con Comcast para un trato preferencial para transmitir sus películas y series por internet.

Dentro del mismo plan de las reformas de telecomunicaciones aprobado el jueves, los cobros por “roaming”, para poder conectarse desde otro país, serán prohibidos en la Unión Europea para el 2016.

“Los operadores telefónicos de Europa encaran una disminución en sus ingresos frente a las empresas de Estados Unidos y Asia”, dijo GSM Association, un grupo del ramo para las empresas de telefonía móvil. En una declaración firmada por su directora Anne Bouverot, el grupo dijo que las leyes europeas “dificultan su capacidad para invertir en la infraestructura requerida que ponga nuevamente a Europa en el sendero del crecimiento y empleo”.

El proyecto debe superar un último obstáculo antes de ser ley: la aprobación en el Consejo de la Unión Europea en un encuentro dentro de unos meses.

“Ahora la presión recae sobre los líderes europeos para que escuchen a la gente y no a Vodafone, Orange, Deutsche Telekom y Telefónica”, dijo Luis Morago, del grupo activista Avaaz, en referencia a las mayores empresas europeas de telecomunicaciones.