Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

OTAN exige a Rusia retirar sus tropas de frontera ucraniana

París, 8 abr (EFE).- El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, subrayó hoy que las autoridades rusas deben retirar sus tropas de la frontera ucraniana, e indicó que cualquier movimiento adicional hacia el este de ese país sería un “error histórico” con “graves consecuencias”.

París, 8 abr (EFE).- El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, subrayó hoy que las autoridades rusas deben retirar sus tropas de la frontera ucraniana, e indicó que cualquier movimiento adicional hacia el este de ese país sería un “error histórico” con “graves consecuencias”.


Publicidad

Rusia “debe retirar sus tropas, entablar un diálogo sincero con las autoridades ucranianas y respetar sus compromisos internacionales”, señaló en la apertura en París de un seminario sobre la transformación de la OTAN.

Cualquier intervención en el este de Ucrania, según destacó, sería “un error histórico” que tendría “graves consecuencias” para las relaciones entre Moscú y Occidente, y que aislaría a Rusia a nivel internacional.

Rasmussen recordó que la OTAN ya acordó el pasado 5 de marzo la suspensión de la planificación de la primera misión militar conjunta con Rusia y de reuniones militares o civiles con ese país, y avanzó que cualquier otra nueva medida será decidida en función de la evolución de la situación.

“Por supuesto que la OTAN no es el único actor. Nuestra respuesta deberá ser contemplada en el marco de una respuesta internacional”, añadió el danés en un encuentro posterior con la prensa.

El representante de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) avanzó, sin entrar en detalles, que la situación actual en detalles “hace necesario revisar el plan de defensa, y ver cómo se puede fortalecer”.

Rasmussen destacó que los miembros de la alianza deben “estar preparados en todo momento” para poder defender la seguridad de todos los aliados y afrontar lo inesperado, “porque de Sebastopol a Siria y el Sahel, las amenazas son complejas, impredecibles e interconectadas”.

“La crisis actual ha ofrecido algunas lecciones importantes. Debemos mejorar nuestra defensa colectiva, incrementar nuestra inversión en defensa y mantener la vitalidad de nuestro vínculo transatlántico”, indicó en la primera de las dos jornadas de discusiones.

El entrenamiento y preparación de las fuerzas que integran la organización, el refuerzo de su capacidad de respuesta y la mejora de sus capacidades fueron tres de los ejes que Rasmussen perfiló como esenciales en esa transformación.

“Obviamente, la preparación tiene un coste, pero si no estamos preparados, ponemos en riesgo nuestra seguridad, y el coste de la inseguridad es mucho más alto”, indicó Rasmussen, que insistió en que “no hay una defensa colectiva efectiva sin un compromiso efectivo”, y llamó a no reducir los presupuestos acordados a la defensa.

Rasmussen quiso dejar claro también que la actuación conjunta “no contradice la soberanía nacional, sino que la refuerza, e insistió en que crisis recientes como la ucraniana han demostrado que no se puede dar por sentada la seguridad, y que hay que estar preparados “para pagar su precio”. EFE