Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Amenazas de Rusia y ejercicios militares violan acuerdo de Ginebra

Bruselas, 23 abr (EFE)- La OTAN afirmó hoy que las “amenazas veladas” de Rusia y el anuncio de más ejercicios militares cerca de la frontera con Ucrania violan el espíritu del acuerdo de Ginebra para rebajar las tensiones.

Bruselas, 23 abr (EFE)- La OTAN afirmó hoy que las “amenazas veladas” de Rusia y el anuncio de más ejercicios militares cerca de la frontera con Ucrania violan el espíritu del acuerdo de Ginebra para rebajar las tensiones.


Publicidad

“El uso de amenazas veladas y el lanzamiento de más ejercicios militares cerca de la frontera ucraniana añaden tensión a una situación ya volátil y violan el espíritu del acuerdo de Ginebra”, señaló el vicesecretario general de la OTAN, Alexander Vershbow.

“Rusia debería centrarse en la retirada de sus tropas, reducir los peligros de una confrontación armada y apoyar la aplicación del acuerdo de Ginebra, incluyendo la condena de acciones violentas continuadas de los grupos armados ilegales de Ucrania del este”, señaló Vershbow.

El vicesecretario general de la Alianza se mostró “preocupado” por las declaraciones de Rusia amenazando con acciones militares contra Ucrania.

“Rusia tiene la responsabilidad de rebajar las tensiones en lugar de recurrir a la retórica inflamatoria y las representaciones equivocadas de la situación en Ucrania”, dijo.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, advirtió hoy de que un ataque a ciudadanos rusos es igual que atacar a Rusia, en una entrevista con el canal de televisión RT.

“Si nos atacan, desde luego, responderemos. Si nuestros intereses legítimos, si los intereses de los rusos, son atacados directamente, como ocurrió en Osetia del Sur, no veo otra vía que responder de conformidad con el derecho internacional”, dijo el jefe de la diplomacia rusa.

Lavrov recalcó que “atacar a los ciudadanos rusos es atacar a la Federación de Rusia”.

Rusia invadió en agosto de 2008 la región separatista georgiana de Osetia del Sur, con el argumento de que debía proteger a sus habitantes de origen ruso.

El pasado 21 de marzo se anexionó la región ucraniana de Crimea, cuya población rusohablante votó en referéndum por la separación de Ucrania tras rebelarse contra sus nuevas autoridades, en el poder desde que el 22 de febrero fue destituido el presidente Víktor Yanukóvich.

La rebelión de los ucranianos de origen ruso se ha extendido a otras zonas del sureste de Ucrania, como Donetsk.

El ministro de Exteriores ruso desestimó las acusaciones occidentales acerca de que Rusia acumula fuerzas militares junto a las fronteras de Ucrania con fines agresivos.

“Nuestras tropas se encuentran en nuestro territorio. Han participado en unos ejercicios militares, que tienen carácter regular desde que (en 2012) Serguéi Shoigu encabezó el Ministerio de Defensa”, explicó.

Recordó que el año pasado se realizaron ejercicios militares en Siberia y en la parte oriental de Rusia y que, luego, se llevaron a cabo maniobras en el centro del país, en las proximidades de Ucrania.

“Creo que se están planeando nuevos ejercicios en el noroeste de Rusia”, agregó.

Según el canciller ruso, se trata de un “proceso continuo, porque el Ejército debe estar preparado y sentirse en forma”. EFE