Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cámara de EEUU vota por sanciones a quien viole derechos humanos en Venezuela

WASHINGTON — El pleno de la Cámara de Representantes de EE.UU. votó hoy a favor de un proyecto de ley para sancionar a funcionarios del Gobierno venezolano que estén vinculados con la violación de derechos humanos durante las protestas que vive el país desde febrero, informaron fuentes parlamentarias. 


Publicidad

El proyecto de ley, una propuesta encabezada por la legisladora cubanoestadounidense Ileana Ros-Lehtinen, prohibiría la entrada a territorio estadounidense y congelaría los activos en Estados Unidos a una serie de individuos supuestamente relacionados con actos de represión durante las manifestaciones estudiantiles en Venezuela.

“Estamos aquí para condenar los abusos contra los derechos humanos que se están produciendo en Venezuela y terminar la crisis de su pueblo”, dijo la legisladora ante sus colegas.

La aprobación por aclamación, en la que no es necesario un conteo nominal de los votos, fue precedida por un debate en el que el demócrata Joaquín Castro (Texas) y cuatro republicanos intervinieron a favor del proyecto de ley, incluyendo a su autora la congresista por Florida Ileana-Ros-Lehtinen.

La única intervención opuesta a la medida correspondió al demócrata por Nueva York Gregory Meeks.

La aprobación en el pleno de la cámara baja ocurrió apenas tres semanas después de que fuera sancionada por la Comisión de Relaciones Exteriores. El panel correspondiente del Senado aprobó un proyecto similar, liderado por el senador demócrata Robert Menéndez y el republicano Marco Rubio, el cual ya obtuvo el beneplácito del Comité de Relaciones Exteriores de la cámara alta, y deberá ser votado ahora por el pleno.

En caso de que el texto de los senadores también sea aprobado, deberá ser armonizado con la propuesta de la Cámara de Representantes, y si se llega a un texto único solo necesitaría la firma del presidente estadounidense, Barack Obama, para que entre en vigor.

Sin embargo, la Administración estadounidense se ha mostrado reticente a inmiscuirse en la solución de la crisis venezolana, sobre todo desde que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se ofreció a mediar en el diálogo entre Gobierno y oposición.

El gobierno del presidente Barack Obama ha intentado frenar el impulso que han logrado las sanciones en el Congreso, argumentando que necesita un compás de espera para ver si las conversaciones entre el gobierno venezolano y la oposición rinden frutos.

Protestas callejeras contra la inflación, el desabastecimiento de bienes básicos y un alto índice de delincuencia han dejado 42 muertos desde febrero en Venezuela.