Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama gradúa a la futura elite militar para período entreguerras

A las orillas del río Hudson, en un día brumoso y entre torres góticas se graduó hoy la primera generación de cadetes estadounidenses de la academia militar de West Point.

West Point (EE.UU.), 28 may (EFE).- A las orillas del río Hudson, en un día brumoso y entre torres góticas se graduó hoy la primera generación de cadetes estadounidenses de la academia militar de West Point que tras el 11S comienza su vida militar en un nuevo período de paz.

El presidente, Barack Obama, pronunció el discurso de graduación ante los más de 1.000 cadetes de la promoción de 2014 de West Point (Nueva York), una ocasión utilizada por el presidente para explicar al mundo sus prioridades en política internacional.

Este año, el mandatario, que saludó a todos y cada uno de los nuevos tenientes, se centró en el “cambio de paisaje” que supone el fin de la guerra de Irak en 2011 y la de Afganistán a finales de este año.

“Vosotros sois la primera clase que se gradua desde el 11S que puede que no sea enviada a Irak o Afganistán”, celebró el presidente, quien anunció ayer que, tras el fin del rol de combate en Afganistán, se completará una salida total en 2016.

La primera vez que Obama habló en West Point, en 2009, el escenario era muy diferente: aquel día anunció el aumento de la ofensiva contra los taliban con 30.000 soldados adicionales, lo que disparó el número de bajas estadounidenses en Afganistán a su máximo de cerca de 500 en 2010.

Cuatro de los muertos estaban presentes en el discurso de aquella noche, algo que Obama dijo que le persigue día y noche.

Pero en esta ocasión, pese a los nubarrones que se cernían sobre West Point, los cadetes tenían un ánimo optimista y otras prioridades: “Yo creo que la ciberdefensa va ser muy importante en el futuro”, explicó a Efe Jonathan Gary, uno de los graduados hoy.

Como Obama, Gary considera que en el futuro Estados Unidos “debe siempre ser el líder en el mundo”, aunque los métodos “deberán adaptarse” a un escenario cambiante en el que los enemigos pueden ser tanto grandes naciones como esquivos movimientos terroristas.

“Muchos de nuestros instructores vienen de la era post Vietnam y nos han enseñado la importancia de no ir buscando guerras, sino de mantener las fuerzas preparadas para emergencias”, detalla el cadete John Crucetti.

Dustin Castillo recuerda lo duro que ha sido cumplir las exigencias de los cuatro años de estudio en West Point, donde se educan los líderes militares y políticos de Estados Unidos y se estudia desde ciencias sociales o uso de armas, hasta física nuclear y ciencias matemáticas.

La clase de 2014 de West Point juró hoy defender la Constitución contra “enemigos extranjeros e internos”, aunque en el futuro éstos serán mucho más complicados de definir o contrarrestar.

Como dijo Obama, “ahora el poder antes reservado a estados puede caer en manos de individuos”, mientras que los intereses de Rusia o el “crecimiento deChina“, o la “voz más fuerte” de Brasil o India obligan a complejos equilibrios.

“Será la tarea de vuestra generación responder a ese nuevo mundo”, aseguró Obama a los cadetes, vestidos con el uniforme gris de gala de comienzos del siglo XIX con el que reciben los honores los miembros de la academia militar.

“El presidente ha dejado clara la importancia del rol de las Fuerzas Armadas estadounidenses en nuestro futuro y para nosotros es un privilegio ser parte de esa estrategia”, asegura Crucetti, llamado a engrosar el cuerpo militar más poderoso del planeta.

Castillo, acompañado de familia y amigos, reconoce que aún es pronto para pensar en qué le espera a su generación. “Estamos listos para recibir las órdenes de nuestros líderes”, sentencia mientras se abraza a su novia para tomarse una autofoto. EFE


Publicidad