Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Polonia trata de incautarse archivos de revista por filtración

(Foto AP/Czarek Sokolowski)

Varsovia, Polonia (AP) — La policía polaca y fiscales estatales catearon el miércoles las oficinas de una revista que recientemente publicó información comprometedora sobre el gobierno, en un intento fallido de incautarse sus computadoras.


Publicidad

En escenas transmitidas en vivo por la televisión polaca, Sylwester Latkowski, el director editorial del semanario Wprost, dijo que se resistió a las demandas de las autoridades de entregar su computadora y su unidad de memoria USB, y que sólo lo haría si recibiera previamente una orden de un tribunal. Dijo que los agentes le torcieron el brazo para obligarlo a entregar la computadora, y que se fueron horas después sin el material que requerían.

Un abogado de la revista, Jacek Kondracki, dijo que la revista demandaría a las autoridades por violar la libertad de prensa.

“No estamos viviendo en el país de Putin”, dijo en referencia a Rusia, cuyo presidente Vladimir Putin ha sido críticado por restringir la libertad de prensa.

Una portavoz de la fiscalía estatal, Renata Mazur, dijo que el cateo fue ordenado después que Latkowski se negó a entregar grabaciones de audio de conversaciones entre el director del Banco Nacional de Polonia Marek Belka y el ministro del Interior Bartlomiej Sienkiewicz en las que discuten cómo podría el banco central usar su poder para ayudar al gobierno a ganar las elecciones en 2015.

Mazur dijo que el objetivo era obtener evidencia, no violar el secreto periodístico.

En Polonia, los periodistas están obligados a proteger a sus fuentes si éstas piden el anonimato, y solo una orden judicial puede eximirlos de esa obligación.

Mazur dijo que los fiscales se fueron porque temían por su seguridad ante un “conflicto que crecía”. Las oficinas de la revista se llenaron de camarógrafos y reporteros que irrumpieron en una habitación cerrada donde Latkowski estaba reunido con los fiscales.

El operativo se realizó unos días después que Wprost publicó la conversación entre Belka y Sienkiewicz, que se realizó en julio en un restaurante.

Los detractores han criticado la aparente colusión por considerarla una violación a la independencia del banco.

La oposición ha pedido al gobierno que renuncie, pero el primer ministro Donald Tusk defendió a los dos funcionarios involucrados al decir que la conversación era para beneficio de Polonia, y que la grabación clandestina representa un intento golpista.

* Foto de Portada: El primer ministro de Polonia Donald Tusk dice en conferencia de prensa en Varsovia, Polonia, el lunes 16 de junio de 2014, que no ve razón para despedir al ministro del Interior después que se publicó una conversación grabada en la que supuestamente hace un acuerdo bajo la mesa con el jefe del Banco Central. Tusk dijo que los funcionarios en la grabación no violaron la ley, sino que discutían la manera de ayudar al Estado polaco. (Foto AP/Czarek Sokolowski)