Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EIIL repuebla aldea kurdo-siria con yihadistas chinos

Beirut, 26 jun (EFE).- El grupo radical Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) ha repoblado la aldea siria de Tal Ajdar, que era de mayoría kurdo-siria, con decenas de combatientes de nacionalidad china tras expulsar a todos sus habitantes, informaron hoy activistas.


Publicidad

Los radicales han echado a los pocos ancianos que quedaban en la localidad, ubicada en la provincia septentrional siria de Al Raqa, después de expulsar a la mayoría de sus residentes en marzo pasado, dijo a Efe por internet un activista de la fuerza opositora Red Sham en la zona que se identifica como Abu Bakr.

Los yihadistas irrumpieron en las casas donde vivían las personas mayores y las forzaron a marcharse con el pretexto de que eran “apóstatas”.

Abu Bakr explicó que el motivo de esta acción es que recientemente ha llegado a la provincia de Al Raqa un gran número de yihadistas extranjeros, procedentes de Irak y de otros países, en particular chinos, a los que el EIIL todavía no puede mandar a los frentes de batalla porque requieren entrenamiento.

A la espera de que entren en combate, la organización ha alojado a algunos en Tel Ajdar, detalló el activista.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, la razón de esta decisión del EIIL es que podría estar evacuando a sus milicianos de la ciudad de Al Raqa, capital de la provincia homónima, tras los recientes ataques aéreos del régimen sirio de Bachar al Asad.

En los últimos tres días, la aviación gubernamental ha lanzado doce bombardeos, en los que han muerto al menos 24 civiles.

La provincia de Al Raqa es el principal bastión del EIIL en Siria.

Esta organización extremista aspira a crear un emirato islámico en el territorio sirio y del vecino Irak, donde ha tomado el control de varias zonas, entre ellas la ciudad de Mosul, la segunda del país. EFE