Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Procesan a generales que ayudaron a Pinochet

Chile (AP) — La justicia acusó el jueves a tres generales e a igual número de coroneles por el delito de malversación de fondos públicos, por ayudar al ex dictador Augusto Pinochet a amasar una fortuna secreta estimada en unos 27 millones de dólares.


Publicidad

El juez del caso, Manuel Antonio Valderrama, acusó a los seis oficiales retirados de malversar fondos públicos por un monto de 6,5 millones de dólares. De ser encontrados culpables arriesgan penas de prisión que pueden elevarse hasta cinco años. Sin embargo, como no tienen otra condena, en la hipótesis de ser condenados, lo más probable es que no pondrían un pie en la cárcel.

La acusación señala que los acusados desviaron el dinero del objetivo al que estaban destinados, en este caso, no se usaron en asuntos administrativos, sino que fueron a dar a cuentas que el ex dictador tenía en el extranjero.

Los acusados son los generales jubilados Jorge Ballerino, Sergio Moreno y Ramón Castro, y los coroneles Juan MacLean, Eugenio Castillo y Gabriel Vergara. Castro también compró tierras que luego traspasó a su jefe: Pinochet.

Castro fue secretario general del Ejército, mientras Ballerino fue jefe de la llamada Casa Militar, que funcionaba en el palacio de gobierno.

En una declaración Pinochet juró que los dineros detectados en sus cuentas secretas provenían de los ahorros de toda su vida, y un cálculo de especialistas determinó que aunque el ex dictador hubiera ahorrado todos sus ingresos como militar y después como jefe de Estado no hubiera alcanzado a reunir la suma escondida, cuyo origen aún no se descubre del todo, aunque una parte proviene de fondos públicos, según las investigaciones judiciales.

En la investigación también estuvo procesada la viuda y los cinco hijos de Pinochet, que finalmente fueron dejados fuera del caso por el mismo juez Valderrama, en agosto de 2013.

Pinochet, que murió en diciembre de 2006, se libró de este caso de corrupción y otros dos casos por falsificación de pasaportes y violaciones a los derechos humanos.

El caso ha pasado por las manos de tres jueces y se prolonga por diez años, desde que una comisión senatorial estadounidense descubrió una maraña de cuentas secretas del ex dictador en el Banco Riggs, en Estados Unidos.

El Riggs debió pagaren 2005 una multa de entre 16 y 18 millones de dólares por lavado de dinero, producto de las intrincadas cuentas de Pinochet, algunas de las cuales estaban a su nombre, otras a alias suyos y algunas a depósitos en los que se utilizaron su segundo nombre y su segundo apellido.