Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hamás acepta tregua pero sigue lanzando misiles

El humo se eleva después de un ataque aéreo israelí al parecer dirigido túneles que conducen a Israel, en el barrio de Beit Lahiya, al norte de la ciudad de Gaza, como se ve desde el lado israelí de la boder, 27 de julio de 2014. EFE / EPA / ATEF SAFADI

CIUDAD DE GAZA, Franja de Gaza (AP) — Hamas aceptó el domingo una tregua humanitaria de 24 horas en la guerra de Gaza, antes de una importante festividad musulmana.


Publicidad

El portavoz de Hamas Sami Abu zuhri dijo que la tregua entraría en vigor a las 2 de la tarde (11:00 GMT) del domingo. Está previsto que la fiesta de tres días del Eid al-Fitr, que pone fin al mes de ayuno del ramadán, comience el lunes o el martes, dependiendo del avistamiento de la luna creciente.

No obstante, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha acusado esta tarde a Hamás de violar su propio alto el fuego, después que, pasadas las 14.00 horas, milicianos palestinos dispararon al menos media docena de cohetes y proyectiles de mortero contra el territorio israelí, uno de los cuales hizo impacto directamente en una vivienda e hirió de gravedad a una mujer, según el Canal 10 de la televisión israelí.

El jefe del Ejecutivo israelí manifestó a la cadena de televisión CNN que ha habido “dos ceses del fuego humanitarios en las últimas 48 horas que autorizamos, y Hamás los ha violado”.

“Ahora Hamás dice que quiere un cese del fuego y continúan disparando, así que violan incluso su propio alto el fuego”, recalcó Netanyahu, quien ha concedido varias entrevistas hoy a medios anglosajones.

El primer ministro insistió en que “Israel hace lo que cualquier país haría para defender a su pueblo”.

Israel había ofrecido una tregua de 24 horas el sábado por la noche, que Hamas rechazó disparando nuevos cohetes sobre Israel. En respuesta, Tel Aviv reanudó sus operaciones militares en Gaza.

El teniente coronel Peter Lerner, portavoz militar israelí, no dijo si Israel contendría su fuego durante el periodo solicitado por Hamas, pero sí señaló que sus tropas continuarían desmantelando los túneles de Hamas.

En los 20 días de combates han muerto más de 1.000 palestinos y 45 israelíes.

El ejército israelí dijo que siete cohetes fueron lanzados hacia el sur de Israel el domingo por la mañana. Dos de los cohetes fueron interceptados por el sistema israelí de defensa aérea Cúpula de Hierro, y cinco cayeron en zonas abiertas, según el ejército. Los datos subrayan el éxito de un sistema de defensa que ha limitado las bajas en el lado israelí a apenas tres personas, pese a los más de 2.400 cohetes que Hamas ha lanzado hacia Israel.

También el domingo, el ejército anunció su baja número 43 en la campaña, con la que ha dicho pretender neutralizar el fuego de cohetes y destruir una sofisticada red de túneles transfronterizos. Barak Refael Degorker, de 27 años, murió el sábado en combates “en las cercanías” de la Franja, según el ejército, que no dio más detalles.

Durante la tregua temporal del sábado, los palestinos volvieron a sus barrios reducidos a escombros, y servicios médicos pudieron recoger cerca de 150 cadáveres, según el oficial médico palestino Ashraf al-Kidra.

Contando los cuerpos recuperados, el número de palestinos muertos subió a 1.047 en 19 días de combates, con más de 6.000 heridos, indicó.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y los ministros europeos de Exteriores, reunidos en París, habían confiado en convertir el cese de hostilidades en una tregua más estable

El portavoz de Hamas Sami Abu Zuhri dijo que cualquier tregua debe incluir una retirada de las tropas israelíes de Gaza, y que se debe permitir que decenas de miles de personas desplazadas regresen a sus casas. Los términos israelíes actuales “no son aceptables”, según dijo en un mensaje de texto a periodistas.

Tel Aviv aceptó la extensión del alto el fuego con la condición de que sus soldados permanecieran en Gaza para destruir los 31 túneles que el ejército dice haber encontrado en el populoso enclave costero. Israel dijo que los túneles son una amenaza “estratégica” porque permiten a los combatientes de Hamas realizar ataques desde territorio israelí.